La rentabilidad del girasol en regadío, indiscutible