El exceso de producto lastra el precio de la patata