Solo el embalse de Aguilar está aún bastante más bajo de lo habitual en la cuenca del Duero