El sector obtentor invierte hasta el 30% de su facturación en I+D+i