La consejería garantiza la seguridad alimentaria de los cultivos mediante 17.000 controles anuales