spot_img

La publicación agraria líder

martes, noviembre 29, 2022
spot_img
InicioCampocylEl reino del cereal apuesta por las rotaciones y amplía su regadío

El reino del cereal apuesta por las rotaciones y amplía su regadío

Celebramos 50 números de CAMPO

Ya suena como un tópico hablar de Castilla y León como el granero de España, pero lo cierto es que la comunidad sigue dedicando al cereal dos millones de hectáreas, mayoritariamente en secano. Así seguirá siendo durante muchos años, no solo por las condiciones agroclimáticas de la meseta, sino también por tratarse de un cultivo bien conocido por el agricultor y que ha demostrado su rentabilidad

El afianzamiento del cereal como un valor seguro es la realidad que han podido constatar los integrantes de CAMPO en su contacto permanente con los profesionales. Cinco años registrando los pequeños avances, los proyectos, las apuestas por una mayor profesionalización, que parten tanto de las administraciones como del sector privado y del ámbito cooperativo.

Puede resultar chocante oír hablar del cereal como cultivo rentable precisamente en un año como este, pero los expertos señalan –y los propios agricultores conocen de sobra– que la diferencia entre ingresos y gastos se debe analizar en periodos de varios años, y no en función del resultado obtenido tras la peor campaña en tres décadas.

Hoy el reto del cereal no está en escudriñar su futuro, sino en plantear una estrategia coherente de rotaciones. Así lo exige la Política Agraria Común, y sobre todo así lo aconseja la propia lógica agronómica, que basa en la alternancia de cultivos la conservación del suelo. Por no mencionar su papel fundamental en la prevención de enfermedades y malas hierbas.


Puede resultar chocante oír hablar este año del cereal como cultivo rentable, pero la diferencia entre ingresos y gastos se debe analizar en periodos de varios años


Como consecuencia, el peso real de cultivos como el girasol, la colza, las leguminosas o las producciones con destino a forraje dependerán de esta práctica agrícola. También, en gran medida, en los precios que se obtengan en el mercado.

Una apuesta en firme por el regadío

Las malas noticias que la meteorología nos ha dado en los últimos meses no han llevado a pisar el freno de la conversión de secano en regadío. Tampoco en la modernización de los regadíos existentes.

En su planificación hasta el año 2020, la Consejería de Agricultura y Ganadería prevé la puesta en riego de 20.000 nuevas hectáreas de cultivo en diferentes provincias de la comunidad, con dos piezas clave: la zona de Payuelos, en León, y la comarca salmantina de la Armuña.

Las inversiones también se dirigen a la modernización de regadíos, con una superficie global beneficiada de 40.000 hectáreas, y a la necesaria concentración y reconcentración parcelaria, en un proceso que afectará a unas 160.000 hectáreas.


En su planificación hasta el año 2020, la Consejería de Agricultura y Ganadería prevé la puesta en riego de 20.000 nuevas hectáreas


Gracias a esas inversiones Castilla y León matizará en buena medida su carácter de secano, con una ampliación de la superficie dedicada a cultivos de elevado valor añadido, aunque cada uno sometido a sus propias tensiones y contradicciones: el maíz y sus precios bajos; la patata y sus feroces dientes de sierra, donde no termina de cuajar la práctica de la celebración de contratos; la remolacha, al alza y con un precio garantizado en los que queda de década, o la colza, ese cultivo prometedor que vuelve a teñir los campos españoles de amarillo, aunque falte mucho para que nos equiparemos con otros países europeos.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img