spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioCampocylJosé Peláez: “La patata nueva va a ser bien recibida por los...

José Peláez: “La patata nueva va a ser bien recibida por los mercados”

El mercado internacional, qué es el primer año sin CIPC, cómo asegurar la rentabilidad en plena pandemia, contratar o no… son algunas de las cuestiones que preocupan especialmente al implicado en el cultivo d ela patata antes de que comience la campaña en Castilla y León. José Peláez, es vicepresidente del Comité de Patata de Asociafruit y gerente de Sevillana de Patatas

-¿Cómo fue la campaña pasada en Andalucía? ¿Bajó la exportación?

-El mercado se dividió en el de patata de lavar y el de en sucio, principalmente para mercados centrales). El de lavado no tuvo grandes problemas y aunque los precios fueron por debajo de las últimas campañas, no fueron tan malos. Para el mercado de sucio sí fue una catástrofe, sin paliativos.

La exportación no bajó en términos generales y, en general, se respetaron todos los programas y se cargaron todos los volúmenes contratados. Si hubo una excepción con los programas de patata para el frito doméstico en Bélgica y Holanda. En esos países había muchísimo stock de patata de industria acumulada por la crisis de la hostelería y se cancelaron programas de patata nueva de estas características. Por otro lado, es verdad que Alemania empezó a importar unos diez o quince días más tarde de lo habitual, pero también continuó importando un par de semanas más de lo normal, con lo cual el periodo de importación se retrasó pero no se acortó.

-¿Cómo ha arrancado la de 2021?

-Es la primera campaña donde no se ha utilizado el clorprofam (CIPC) para la conservación. Ya de por sí, en el momento de la cosecha en Europa hubo períodos de sequías seguidos de lluvias abundantes. Esta circunstancia hizo que se recogiera con más daños y peor calidad de lo habitual, lo que unido a la ausencia de clorprofam ha hecho que la patata de conservación este año no tenga la calidad habitual.

Por otro lado, los países exportadores de patata temprana como Israel y Egipto han adelantado sus cosechas previendo la mala calidad de la patata de conservación. En términos generales, pienso que la patata nueva va a ser bien recibida por los mercados.

-¿Hay alguna previsión sobre la demanda de los mercados?

-La cosecha europea ha sido una de las de mayor volumen de los últimos años, pero la calidad y la conservación no es buena.  Israel y Egipto parece que se van a adelantar en sus exportaciones a Europa. En las zonas tempranas españolas, Cartagena y Sevilla, se ha sembrado más tarde de lo habitual por las lluvias o, si se ha logrado sembrar temprano, esta siembra se ha retrasado por los fríos y heladas de este invierno. Creo que hay motivos para pensar que el mercado va a recibir bien las patatas nuevas.

-¿Qué debe hacer el productor para que la actividad le resulte rentable?

-Debe dar el salto a ser empresario agrícola, no importa si cultiva cinco o quinientas hectáreas, pero debe hacerlo con esta mentalidad. La actividad agraria sigue siendo rentable pero cada vez es más competitiva. El empresario agrícola debe hacer uso de las mejores técnicas productivas, tener la mejor vigilancia del cultivo y la mejor capacidad de reacción para hacer trabajos, tratamientos y riegos en tiempo y forma.

Igualmente, como en otros sectores económicos, debe usar con normalidad herramientas necesarias para su actividad, como son la financiación bancaria o los seguros. La única defensa que tiene el agricultor contra la incertidumbre del mercado es producir calidad y cantidad.

Un agricultor, con un rendimiento por hectárea alto y buena calidad, lo normal es que pueda cubrir costes en los años de precios bajos y de obtener abundante beneficio en los años de precios altos.

-¿Es crucial que el agricultor trabaje con contrato? ¿Hay garantía de que ese contrato se va a respetar por ambas partes? ¿Qué debe hacer en el caso de que no sea así?

-Creo que sí. Es importante que el agricultor tenga asegurado el destino de su producción. En mi opinión, sembrar por libre para ofrecer luego la cosecha a unos y a otros, en las circunstancias actuales, es como jugar a la ruleta.

Además, creo que los contratos son importantes para poder estructurar y planificar el sector de manera que se eviten las grandes oscilaciones de precio que no benefician a nadie.

La mejor garantía de que un contrato se cumpla es que sea interesante para ambas partes y que ninguna de ellas se vea forzada a actuar en contra de lo que es la realidad de su negocio, en contra de lo necesario para que su negocio sea viable. Creo que es muy posible establecer muy buenos contratos en los que ambas partes salvaguarden sus necesidades. Si se incumplen los contratos, en mi opinión siempre hay que intentar llegar a un acuerdo amistoso, y si no es posible, bueno, ahí están las juntas de arbitraje o los tribunales ordinarios, según sea el caso.

-¿Qué le parece la reciente constitución de la interprofesional de la patata en Castilla y León?

-Una gran noticia, largamente esperada. A ver si puede ser la simiente de una interprofesional de ámbito nacional que ayude a articular el sector, que hace mucha falta.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img