labor suelo Aimcra

La industria remolachera confía en alcanzar las 30.000 hectáreas de cultivo