spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioCerealCastilla y León cosechará una media de 2.800 kilos de cereal por...

Castilla y León cosechará una media de 2.800 kilos de cereal por hectárea

La sequía registrada a comienzos de primavera deja muy tocadas la producciones de secano en el sur de la región, y hay parcelas de girasol sin sembrar. las heladas afectan a diferentes cultivos.
La ausencia de lluvia durante buena parte de la primavera ha limitado la producción de cereal en el centro y sur de la comunidad, sobre todo en la parte más meridional de Valladolid, la Moraña y la zona de Peñaranda de Bracamonte. Con todo, el buen comportamiento en Soria y en el norte de Palencia y Burgos permitirá una cosecha media de 2.800 kilos por hectárea en la región.
Francisco Álvarez de la Lama, portavoz de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe), prevé que Castilla y León pase de 3,5 millones de toneladas de cebada en 2013 a algo menos de 2,5 millones. En trigo blando, se bajará de 3,4 a algo más de 2,4 millones. En el conjunto de España la producción de cereal bajará un 30% respecto a 2013.
Respecto al girasol, la superficie de siembra se sitúa ligeramente por debajo de las 292.813 hectáreas del año pasado. Aún no existen cifras definitivas porque el periodo más crudo de sequía coincidió con la siembra y la falta de lluvia desanimó a algunos agricultores, que terminaron por no poner nada. Lo sembrado ha empezado a nacer y habrá que esperar para conocer cómo irá la campaña.
Desde los operadores la reducción de la cosecha se contempla con cierta preocupación, pero sin alarmismo. Alfonso Palomo, de O. Palomo, considera “grave” que la producción disminuya en torno al 25%, aunque la seriedad de esta cifra se puede matizar por dos datos: porque hace apenas diez días (antes de que empezaran las últimas lluvias) se hablaba de una reducción del 35% y porque estos cálculos se hacen a partir de la campaña 2013, “que fue excelente”.
Las últimas lluvias caídas y las que se anuncian para la próxima semana permiten asegurar que la campaña “está salvada” para los cereales que han sobrevivido a la sequía. “Tendrán agua de sobra”, apunta Palomo, que subraya como positivo el que las altas temperaturas registradas “hayan permitido al grano consolidarse y ganar peso”.

Las noticias aparecidas sobre producción no tienen por qué traducirse en una subida de los precios, ya que no habrá problemas de abastecimiento. En el conjunto de España la producción prevista estará entre los 6,5 y los 7 millones de toneladas, a lo que cabe añadir un millón y medio que se conservan del año pasado, según Alfonso Palomo. Eso sí, el litoral de la península (incluido Portugal) se está nutriendo del cereal de importación, cuyos precios han descendido un 10% en los últimos días. De este modo, “la cosecha algo peor de cereal convive con un buen año para el cereal europeo y del resto del mundo, con una presión que tirará del precio de nuestro cereal a la baja”, señala el operador.

La bajada de precios puede hacer que se pille los dedos quien guardaba el grano para vender en un momento mejor.

Equipos de riego

Una de las consecuencias de la sequía ha sido el incremento en las ventas de equipos de riego. Esteban Hernández, de Riegos del Tormes, destaca que muchos agricultores de Castilla y León “están bien preparados” para los periodos secos, pero que quien no lo está “tiene la opción de comprar un cañón de riego, o enrollador, que es la fórmula que mejor se puede improvisar”. En su opinión, quien ha regado el cereal “ha salvado la campaña”.

La mitad, asegurada

953.000 hectáreas de cereal están aseguradas contra la sequía, lo que supone el 48% de la superficie dedicada a estos cultivos. Lino Perales, de Agroseguro, señala que todavía no se han dado partes por este problema, pero que la previsión es que se produzca un alto número de ellos en las zonas más afectadas de Ávila, Salamanca y Valladolid, si bien se da la paradoja de que estas zonas, más secas, es donde existe un menor grado de aseguramiento. En opinión de Perales, la planta de cereal estaba este año más sensible por el exceso de agua durante el invierno, “que había impedido un normal desarrollo radicular”.

También habrá partes por helada en viñedo. Las que cayeron en torno al 14 de mayo afectaron a viñas puntuales de la Ribera del Duero y sobre todo de la DO Rueda. Los municipios más afectados de esta zona vitícola son los segovianos, de forma especial los de Santiuste y Nieva. En concreto, los peritos de las compañías aseguradoras han informado de que algunas cepas han sufrido daños del 97%.

Con todo, la presencia de heladas ha afectado poco al conjunto de los viñedos y no repercutirá globalmente en el vino de Castilla y León. A partir de ahora el riesgo de helada disminuye y, más bien, la preocupación se sitúa en el pedrisco, a cuya amenaza se debe enfrentar el cultivo de aquí al final de campaña, como recuerda Pedro Vázquez de Prada, responsable de Viticultura de la DO Rueda.

Ayuda a la contratación

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha venido anunciando que retomará la ayuda a la contratación del seguro agrario, que eliminó en 2011. Desde Agroseguro se señala que no ha variado la contratación de seguros desde la eliminación de la ayuda. Eso sí, algunas pólizas cuestan ahora el doble que hace tres años y se debe tener en cuenta que muchos agricultores se fueron a las opciones más baratas para compensar el final de la subvención.

En caso de que esa ayuda se apruebe en breve plazo, sería necesario conocer su ámbito temporal, ya que el seguro de sequía para el cereal se contrató en diciembre y los agricultores que se inclinaron por él requerirían una aplicación con efectos retroactivos.

Lino Perales recuerda que el seguro del pedrisco es diferente respecto a otros, ya que al contratarse cubre el 100% de la producción (en el resto de seguros el agricultor es quien decide el porcentaje que se cubre). También se da el caso de que un agricultor contrata seguro por pedrisco para una producción determinada y, avanzada la campaña, contrate un suplemento.

También señala que este año se han dado partes por topillo, pero muchos menos de lo que cabía esperar, sobre todo en la provincia de Palencia y en cultivos como el forraje o donde ha habido siembra directa.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img