spot_img

La publicación agraria líder

martes, marzo 21, 2023
spot_img
InicioCerealEl cereal deja buenos rendimientos en la que es una de las...

El cereal deja buenos rendimientos en la que es una de las mejores cosechas de los últimos años

El grano recogido en Castilla y León rondará los siete millones de toneladas según los cálculos de la Junta; una de las tres mejores de la historia y un 24% superior a la media de los últimos cinco años. Los números de Urcacyl coinciden, más o menos, con los de la Administración regional. “Se confirma el cosechón. Los rendimientos son de récord. La cosecha sería tremenda si no hubiera habido tantos problemas”, especula el técnico de la asociación de cooperativas José María Santos. La superficie de cereal es algo inferior a la habitual, pero aproximadamente el 80% ya está cosechado.

Todo a pesar de que las tormentas se han dejado sentir esta campaña, hasta el punto de que el montante total de indemnizaciones en Castilla y León por pedrisco puede ascender en torno a 25 millones de euros, según informa el delegado de Agroseguro en la Comunidad, José Ignacio García.

En Soria llevan tres semanas de cosecha y restan otros diez días para acabar. Costó empezar, pero después ha ido todo de seguido, tal como detalla el técnico de cultivos de Copiso Eduardo Pascual. Las producciones sorianas están entre 3.000 y 3.500 kilos de media. “Es un año normal”, concluye Pascual.

En Salamanca ya está casi todo el secano terminado y necesitará otra semana el regadío. La cosecha en tierras charras está siendo irregular, con zonas en las que hay producciones por encima de la media y en otras como la Armuña donde es incluso “bestial”, tal como describe José Antonio Marcos, responsable de la sección Agrícola de Campal. Pero todo ha coincidido para que el trigo dé menos.
La producción media salmantina ronda entre 4.000 y 4.500 kilos por hectárea. Las enfermedades le han hecho mella. Javier Rodríguez, técnico de cultivos de Grupo AN, concreta que por zonas ha habido afecciones de septoria y fusarium. La roya amarilla, al igual que el año pasado, ha sido solo anecdótica.

Los datos que maneja Rodríguez hablan de entre 3.000 y 5.000 kilos de producción media por hectárea de trigo en el secano castellanoleonés, mientras que los regadíos andan de 5.000 a 8.000 kilos.

Precio al alza

El presidente de la cooperativa Cocetra, Armando Caballero, califica la situación que está viviendo el agricultor como algo “inesperado”. “Los precios están subiendo día a día y en plena campaña. Es algo que no había pasado nunca”, añade. El precio del trigo ha subido 20 euros en apenas un mes y la cebada ya estaba a 175 euros la tonelada este miércoles.

Por el entorno de la localidad vallisoletana de Castrejón de Trabancos les queda de rematar la tarea. Restará menos de un 10% por cosechar. Las producciones han dejado satisfecho al productor. “Ojalá el peor año sea como este”, pide como deseo en voz alta Caballero, que habla de 4.000 kilos como media. Por tierras de Zamora casi han acabado hasta con los trigos. Esta semana le han dado un “un golpe bueno”, a juicio del técnico de Cobadu José Crespo. En pocos días estará todo segado. Las producciones no han sido nada malas. La media ha rondado 4.000 kilos tanto de cebada como de cereal, con un grano bastante regular.

Mucho más al norte, en Miranda de Ebro (Burgos), apena quedan los remates. Costó empezar, pero la cosecha a ido después “a tope”, comentan en la cooperativa Virgen de Altamira. El trigo, que seca mejor, ha dado menos problemas que la cebada.
Las producciones han estado alrededor de 5.500 kilos en trigo y 6.000 en cebada.

También en Burgos, pero en la comarca Odra Pisuerga, la campaña está en una recta final condicionada por la irregularidad. Aunque 4.200 kilos en trigo y 3.500 en cebada podrían ser las producciones de los socios de Odarpi, caben matices de importancia según las diferentes zonas.

En los regadíos del Páramo, en León, han iniciado la cosecha a mediados de esta semana. El secano no está todavía terminado. En la zona de El Burgo ranero, por ejemplo, queda casi la mitad por cosechar. La culpa es de la humedad, que en muchas parcelas da un 13%.
En las parcelas dedicadas a la multiplicación se ha dado bien. En las demás tampoco es mala la producción. Tierras en las que se recogen 3.500 kilos en un año normal, este han llegado a 5.000 kilos por hectárea de media. La avena ha dejado, ni más ni menos, 4.000 kilos.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img