spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, febrero 1, 2023
spot_img
InicioCereal"Francia ha aumentado su producción el 80% gracias a la semilla certificada"

"Francia ha aumentado su producción el 80% gracias a la semilla certificada"

Con el uso de las nuevas variedades a través de la semilla certificada se está colaborando en la consecución de mejores producciones. De hecho, países como Francia han aumentado su producción en un 80% gracias a tener un 75-80% de semilla certificada”, como acredita Manuel Rojo, miembro de la Junta Directiva de Aprose

La Asociación Profesional de Empresas Productoras de Semillas Selectas, Aprose, es una de las organizadoras de la jornada divulgativa sobre las propiedades de la semilla certificada que acoge la finca Zamadueñas el martes 7 de junio.

La jornada constará de una parte teórica y de otra de conocimiento de las experiencias desarrolladas en ITACYL. Comienza a las 9,45 con un acto de bienvenida y con una ponencia sobre ‘La semilla: eje de innovación en la agricultura’, a cargo de Antonio Villarroel, secretario general de ANOVE.

A las 10,30 está prevista la ponencia sobre ‘La semilla certificada: recoges lo que siembras’, ofrecida por Pierre Casta, director técnico de la Cooperativa Agrícola Regional de Carrión de los Condes.

La segunda parte de la jornada se iniciará en torno a las 11,15 horas, con la visita a los campos de ensayo de variedades del Itacyl, tras lo que se celebrará una comida con todos los asistentes.

A pesar de que hay cierta reticencia por el agricultor en la compra y uso de la semilla certificada, optando en unos casos en coger de la propia que tiene de varios años, cambiarse con otros agricultores o comprando en almacenes algunas que dicen son del año anterior y sabe Dios de cuándo es y si hay seguridad en la pureza de la variedad, la diferencia de coste por hectárea “es insignificante”, como detalla Rojo en dos posibles opciones:

-Una es la compra de semilla certificada de categoría R-2, que es habitual en muchas zonas y pensamos que la más sencilla y cómoda. La diferencia en este caso sería: entre el valor de semilla certificada R-2 por Ha, a un precio medio de 0,30 €, kilo y el de un grano limpiado procedente de su propio almacén o canjeado con otro agricultor, a 0,20 € kilo, sería de 0,10 € kilo x 200 kilos por hectárea, = 20 euros por hectárea, equivalente tener que coger 120 kilos más por hectárea, algo superado con creces en la realidad.

-Otra opción es la compra de semilla certificada R-1 y hacerse su producción de R-2, La diferencia sería: Entre el valor de la semilla R-1, a un precio medio de 0,54 kilo y el de un grano limpiado a 0,20 sería de 0,34 x 200 kilos por hectárea = 68 € , que dividido entre unos 3.000 kilos de producción de R2, lo que supondría 3,77 Pts., kilo el poder disponer de una semilla pura en R-2, que usaría a razón de 200 kilos para la próxima siembra lo que repercutiría (antes de su limpia) en 754 Pts., por Ha, equivalente a tener que coger 25 kilos más de cosecha por hectárea.

Como se ve en cualquiera de los dos casos, las diferencias son mas psicológicas que reales, pues además de poder elegir cada año las mejores y más actuales variedades y apostar por mejores cosechas, mejorar la sanidad de sus campos y estar totalmente legal ante la PAC, colabora en que las empresas de semilla (privadas o sus propias cooperativas agrarias) puedan además de subsistir, poder dedicar parte de esos beneficios a una investigación más intensiva y cercana a cada zona productora y mejorar sin duda en las producciones, como ya ocurre (salvando las distancias) como decimos más adelante en países europeos.

A más certificada, más producción. El caso de Francia

Con la incorporación de las nuevas variedades de semilla certificada España se han conseguido una mejora en la producción en los últimos 10 años del 30 %, con unas certificaciones del 15 /20 %; mientras que en Francia la mejora ha sido en torno al 80 %, con unas certificaciones en torno al 75 /80 %; lo que refleja que cuanta más semilla se certifica mas beneficio le repercute al agricultor y eso es lo que se podría divulgar y al ser posible apoyar con alguna ayuda económica hasta su mayor introducción.

En cuanto a los beneficios agronómicos, la semilla certificada es sin duda importante, porque con el uso de semilla certificada, se potencia la sanidad y la ausencia de malas hierbas con lo que mantendrán más limpios los cultivos siguientes y porque con la pureza varietal podrá ofrecer al mercado un producto con un posible valor añadido.

¿Para qué sirve pagar un royalty?

Para el responsable de Aprose, a mayor utilización de semilla certificada, bien con la compra directa o con el pago de royalty por su reutilización, se revierte mas a la investigación y ello redundará sin duda, en una mejora substancial las futuras producciones. Hasta ahora hay investigaciones exteriores que llegan a España como segregaciones de investigaciones para otras zonas y lo razonable es que se hicieran mejoras especificas para nuestra climatología y para eso hemos de pasar de una utilización media que tenemos en España del 20 % (en los yeros es del 1,5 %) y acercarnos algo mas a la del 80 % de Francia, para poder investigar más en nuestro entorno.

¿Cómo puede un agricultor sacar el máximo partido a una semilla de calidad?

“Que empiece por informarse de qué y cómo se origina y produce una semilla certificada, acudiendo por ejemplo a la Jornada del próximo día 7 en Zamadueñas y seguro que sacará conclusiones; por un lado con las explicaciones sobre la realidad de desarrollar y hacer una buena semilla y por otra viendo los amplios ensayos que presenta Genvce a nivel nacional y los que realiza el Itacyl mas próximos al entorno de Castilla y León, pero que también en algunos casos ya se están desarrollando en otras comunidades”.

¿Es interesante ir ya haciendo previsión de la simiente que se necesitará para el próximo año?

Manuel Rojo considera “muy interesante” que el agricultor “acuda a su proveedor de semillas (productor, cooperativa, o distribuidor) y vaya informándose al ser posible sobre el campo, del comportamiento de las nuevas variedades y vaya decidiendo y mejor reservando con tiempo la que mejor se pueda adaptar a sus siembras, sin olvidar hacer una buena rotación. Es mejor anticiparse y poder conseguir toda la semilla deseada”.

¿Es igual de importante esta serie de criterios en el cereal y en otros cultivos?

Estamos ante un nuevo desarrollo de la rotación de cultivos en los que participan de forma importante las leguminosas y ahí sí que es bajísimo el uso de algunas semillas certificadas, por lo que recomiendo el mismo criterio de usar semillas certificadas (de las que hay muy buenas variedades en el mercado), por un lado para mejorar la producción, por otro para estar legalizado ante la normativa que exige el cobro de las ayudas a la producción proteica de la PAC y como final, para que se pueda mejorar la investigación, como por ejemplo lo hace ITACYL, que está investigando entre otros en unas muy interesantes variedades de guisan
te, que ya ha puesto en el mercado con notable éxito.

Con el incremento del uso de la semilla certificada se avanzaría mucho en la mejora de una genética más próxima y con ello las producciones y permitiría también mejorar y actualizar los procesos de producción y por derivación ajustar mas los precios finales de las semillas. O sea apostando por unir los intereses de la producción y del agricultor.

Aprose se dedica a la defensa de los intereses de sus asociados ante administraciones y a coordinar el desarrollo, registro, certificación, promoción y difusión de las semillas, de la mano de la propia Administración, Asociaciones Agrarias, etc. Participa y colabora en GENVCE, que se encarga de los ensayos de adaptación producción de nuevas variedades, y es miembro de la European Seed Association (ESA) y de la International Seed Federation (ISF).

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img