spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 22, 2022
spot_img
InicioCereal“La certificada R2 da más producción y evitas almacenar”

“La certificada R2 da más producción y evitas almacenar”

En la explotación de Iluminado Velasco (registrada con el nombre de Heveco) tienen regadíos en localidades como Topas y Villamayor de los Escuderos, en los que ponen 200 hectáreas de maíz, 60 de colza, y trigo
Iluminado Velasco -Lumi- y sus hermanos Carlos, José María y Santos cultivan 1.040 hectáreas (700 propias) en Salamanca y Zamora. Solo siembran semilla certificada. Siempre.

En su explotación (registrada con el nombre de Heveco) tienen regadíos en localidades como Topas y Villamayor de los Escuderos, en los que ponen 200 hectáreas de maíz, 60 de colza, y trigo. En el secano incluyen girasol en las rotaciones. Lo normal es que, entre el secano y el regadío, cada campaña sieguen entre 300 y 400 hectáreas de trigo. La sementera la hacen toda con R2 certificada.

Lumi no tiene dudas sobre la semilla certificada. “Sembramos con esta semilla porque pasa muchos más controles de calidad que se notan en la producción, y no tenemos que preocuparnos del almacenamiento. Comprar la simiente también tiene la ventaja de que puedes cambiar de opción en el último momento, solo con avisar al distribuidor”, justifica. El año pasado cambió la siembra de 70 hectáreas de trigo a veza, por las exigencias de la PAC.

El agricultor enumera las tarea de logística (trasladar la semilla al centro de selección, llevarlas de vuelta y almacenar) que le supondría producir su propia simiente. “Son días perdidos en una época en la que hay que atender el regadío”, zanja.

“Por 60 euros de diferencia no merece la pena. Y hay que ver cómo es la seleccionadora, que por muy buena que sea no va a dar tan buen resultado como la certificada”, advierte Lumi. Otro aspecto en el que se fija es la sanidad de la planta. “Luego oyes comentarios de que si el trigo está negro, que… Nosotros estamos superconvencidos”, señala.

La única duda que le ronda al agricultor por la cabeza es respecto a la posibilidad de poner R1. No se ha decidido por que los técnicos le insisten en que el desarrollo final es inferior, de manera que la producción es menor que con R2. “Antes había variedades autóctonas que se degeneraban menos al guardar semilla, pero las de ahora son más productivas y también más delicadas en ese sentido. A ningún agricultor se le ocurre hacer semilla de girasol o maíz, todos la compramos; con el trigo tendría que ser igual”, reflexiona.

Por otra parte, en su explotación de 500 hectáreas Manuel Chico pone cereal, maíz y remolacha. Está ubicada en Las Grañeras, en el municipio leonés de El Burgo Ranero, donde dispone de tierras de secano y regadío. Según cuadre la rotación destina entre 200 y 300 hectáreas al trigo.

Su apuesta es por la semilla certificada. Cada vez siembra menos R1 para obtener su propia simiente. “Es mucho más cómodo. Por la diferencia de dinero a la que te sale la R2 certificada no merece la pena si tenemos en cuenta el trabajo y el tiempo que hay que dedicarle a obtener simiente propia”, resume Chico. Así, la tendencia es ir abandonando la selección en beneficio de la R2 certificada que compra en Lesa.

Adquirir el grano para las siembras le evita al agricultor problemas de almacenaje, al tiempo que la da ingresos por la venta de lo que iría destinado a la sementera. Además, son numerosas las ventajas derivadas de la selección profesional de la certificada. “Se nota bastante. No tiene nada que ver tanto en producción como en sanidad”, afirma. “Aunque nosotros hemos procurado siempre hacer las cosas bien para seleccionar nuestra semilla, la calidad de la certificada se ve a simple vista”, admite.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img