spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 22, 2022
spot_img
InicioCereal“La semilla ha sido clave para tener un buen resultado incluso este...

“La semilla ha sido clave para tener un buen resultado incluso este año”

Eusebio Martínez ha obtenido buenos rendimientos en cereal, lo que atribuye a una suma de factores, pero de forma singular a las variedades especialmente precoces de Florimond Desprez Ibérica: la Hispanic (cebada) y la Andalou (trigo), de la marca Marisa
La agricultura de Castilla y León tendrá futuro siempre que haya locos y románticos dispuestos a jugárselo todo por una actividad de la que están enamorados. Es el caso de Eusebio Martínez, que desde el Cerrato defiende no solo su economía doméstica, sino también una forma de entender el mundo. Su pasión le lleva a ser crítico con la situación del campo y a no comprender el “exceso de burocracia” que hay en España o el que se prohíban numerosos principios activos de los tratamientos, “lo que nos deja sin las mejores armas que tenemos para combatir las plagas y enfermedades”.

Ese espíritu crítico le lleva a ser muy exigente con su propia explotación, lo que le ha permitido obtener buenos rendimientos en trigo y cebada “incluso en un año difícil como este”. “El año podía haber sido catastrófico, pero lo hemos evitado gracias a nuestra forma de trabajar; apostamos por la siembra directa y desarrollamos un sistema de rotación desde hace doce años”. Lo que lleva del éxito a la catástrofe “es una suma de diferentes cosas y la elección de la semilla es una de ellas, de las más importantes”, recalca. Trabaja con las variedades de Florimond Desprez Ibérica (con la marca Marisa) “porque siempre ha ofrecido variedades muy seguras; es lo que dicta nuestra experiencia y también lo que opinan agricultores de otras provincias con los que hemos hablado”. Para él, la marca Marisa “es un valor seguro”.

En cebada apuesta por la Hispanic, una variedad rústica “que nos ha salvado la cosecha gracias a que es también muy precoz, de modo que cuando llegó la sequía la planta ya se había desarrollado y ha aguantado la falta de agua”. Además, la Hispanic “da una planta flexible, que se regula sola”. Esta cebada se sembró en torno al 20 de noviembre, tuvo buena nascencia y ahijamiento; el otoño fue suave, con lo que se adelantaron los cultivos. Sumadas ambas cosas, la planta llegó bien al invierno y después a la sequía. “Acertar con la variedad te permite obtener de un 20 a un 30% más y estamos tan satisfechos con la Hispanic que llevamos 20 años con ella; hemos probado otras variedades, pero quedan por debajo de ella. Quizá sea consecuencia de que se echa en falta una mayor investigación en cebada”, apunta.

En trigo apuesta desde hace años por la Andalou. También es precoz y rústica, y se adapta especialmente bien al clima de Castilla y León. Con respecto a otros trigos, “espiga unos cinco días antes, lo que es muy importante cuando llegan los fríos”. También ofrece una buena capacidad de ahijamiento y “da un buen peso específico; siempre está a la altura”.

Otra ventaja de la Andalou es su buen comportamiento en cuanto a los residuos; tiene el porte adecuado, de modo que la planta no gasta energía en tener un tallo muy grande, sino en tener un buen grano. “Deja el residuo justo, lo que nos permite cumplir nuestra máxima de ‘el grano para el hombre y la paja, para el suelo’; por eso estas dos variedades son ideales para la siembra directa”.

También cuenta con la marca Marisa para el guisante, con la variedad Cartouche, cuya vaina se encuentra cerrada a la hora de cosechar, lo que evita pérdidas de hasta el hasta el 20% de la producción.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img