spot_img

La publicación agraria líder

martes, noviembre 29, 2022
spot_img
InicioCerealLas aguas de abril disparan el 15% la previsión para la cebada

Las aguas de abril disparan el 15% la previsión para la cebada

El mes de abril ha sido especialmente lluvioso, lo que ha permitido cargar el horizonte del suelo con una importante reserva hídrica. Los días largos y soleados de finales de abril y el comienzo de mayo han facilitado un desarrollo vegetativo exponencial gracias al buen estado general de los cultivos. Así lo señala el Boletín de predicción de cosecha elaborado por ITACyL junto a la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Castilla y León
El efecto de la reserva hídrica acumulada en el suelo, unido a las lluvias previstas para la primera mitad del mes de mayo, hace que los rendimientos para el caso de la cebada, que se encuentra avanzada en su ciclo, puedan ser muy optimistas (15%). El caso del trigo, al presentar un ciclo más largo, todavía se encuentra expuesto a posibles escenarios de estrés hídrico en la fase final de su ciclo, que lastran las predicciones en comparación con la cebada, aunque también son muy optimistas (3%).

Abril ha seguido la misma tendencia que viene observándose desde comienzos del 2016, con precipitaciones muy superiores a lo esperado, llegando en muchos observatorios a alcanzar valores de efemérides, es decir, el valor más alto de precipitación recogido en ese observatorio en el mes de abril desde 1920, tal y como apunta el Boletín de predicción de cosechas de cereal en Castilla y León, elaborado por AEMET e ITACyL.

Consultar el Boletín 03/05/2016

Se han superado los 100 litros por metro cuadrado en amplias zonas de la mitad oeste y la precipitación ha doblado lo esperado en la provincia de Zamora, oeste de Salamanca y sur de Ávila. Esta situación ha tenido también su reflejo en la simulación de los rendimientos provinciales que han alcanzado su máximo en los últimos diez días de abril. Las temperaturas se han mantenido con valores por debajo de lo normal, sobre todo las máximas.

Las abundantes lluvias del último mes han hecho que la precipitación acumulada desde el mes de octubre se sitúe un 50% por encima de lo esperado en la mayor parte de la comunidad, aunque en la provincia de Segovia y algunas zonas como el oeste de Soria, el nordeste de Burgos y parte de León, las precipitaciones registradas se acercan más a los valores normales.

El método de predicción de cosecha se basa en la simulación del desarrollo de los cultivos de trigo y cebada en secano utilizando el modelo agronómico AquaCrop 4.0 (FAO). Para calcular la predicción de rendimientos de estos dos cultivos, el modelo de predicción se ejecuta periódicamente en todos los puntos de una malla regular de 2 km x 2 km que recubre toda la Comunidad teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas acaecidas hasta la fecha de edición de este boletín.

La estimación de las condiciones meteorológicas futuras se compone de dos tramos: la predicción meteorológica del Centro Europeo para los próximos diez días y desde el undécimo día hasta la fecha de recolección (1 de julio) se suponen 30 escenarios basados en las condiciones climáticas de ese periodo en los últimos 30 años. En consecuencia, se obtienen 30 posibles cosechas finales o simulaciones que se agrupan en tres valores estadísticos: la media, el primer cuartil (escenario moderadamente seco) y tercer cuartil (escenario moderadamente húmedo). Por lo tanto, la estimación final de la cosecha de 2016 se basa en la meteorología del año en curso, la predicción a diez días y en los escenarios climáticos obtenidos en los 30 años anteriores.

La última simulación muestra que los rendimientos de la cebada en todas las provincias se sitúan por encima del rendimiento simulado medio de los últimos 30 años. La máxima variación de rendimiento se observa en la provincia de Zamora, con un 21% por encima de la medía simulada de la serie histórica de 30 años. Por el contrario, la mínima variación se produce en la provincia de Burgos, con un 6%. No obstante, esta provincia muestra el máximo rendimiento simulado: 3.574 kilos por hectárea. El mínimo valor absoluto de rendimiento simulado lo ofrece la provincia de León, con 2.732 kilos.

En cuanto al trigo, las provincias de Burgos, Palencia y Soria sitúan sus rendimientos simulados por debajo de la media de los últimos 30 años con un 2%, 1% y 4% respectivamente.

En el otro extremo se sitúa la provincia de Ávila con un rendimiento 14% por encima de la media de los últimos 30 años. Esta diferencia de rendimiento con respecto a la media de los últimos 30 años, es el reflejo de las abundantes lluvias que han tenido lugar en el mes de abril. Las provincias de Salamanca y Zamora también se han visto afectadas por esta circunstancia y han tenido incrementos del 13% y del 10% respectivamente. Burgos por su parte, aunque muestra un rendimiento inferior a la media, ofrece el valor absoluto máximo esperado en toda la comunidad (3.931 kilios) y León es la provincia que muestra el menor rendimiento simulado, 2.560 kilos.

En lo que se refiere al conjunto de la comunidad, los rendimientos simulados de trigo y cebada se sitúan ambos por encima de la media histórica de los 30 años, 3% y 15% respectivamente.

Estimación de superficies y producciones

Para la estimación de superficies se han utilizado los datos facilitados en los avances del mes de enero de 2016 del Servicio de Servicio de Estadística, Estudios y Planificación Agraria, de la Secretaría General de la Consejería de Agricultura y Ganadería.

La estimación de producción se realiza multiplicando la cosecha media estimada para cada provincia en 2016 por los datos de superficies de estos avances. En este momento no es posible conocer con precisión las superficies dedicadas al cultivo de trigo y cebada en secano por lo que las superficies declaradas en los avances son provisionales. En el caso del trigo se espera una producción de 2,92 millones de toneladas y de 2,43 millones de toneladas de cebada.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img