spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioCerealLos cereales híbridos avanzan despacio pero llegarán a la cita con el...

Los cereales híbridos avanzan despacio pero llegarán a la cita con el cambio climático

La investigación se dirige a obtener variedades con mayor resistencia al estrés hídrico, más precoces a espigado y con mayor tolerancia a enfermedades

Por el momento el centeno híbrido es el único con un papel relevante en el mercado de Castilla y León

La investigación con híbridos de cereal y su introducción en el mercado español es un proceso lento, que suma a sus dificultades técnicas el reto de obtener mayores producciones hasta el punto de compensar el mayor coste que supone emplear este tipo de semilla.

Fuentes de Itacyl indican que en Castilla y León se están consiguiendo rendimientos superiores entre un 5 y un 20% con híbridos respecto a variedades convencionales. Sin embargo, los híbridos deben adquirirse todos los años como semilla certificada, puesto que en su caso no existe el reempleo de grano: las propiedades de esa semilla se pierden a partir de la primera generación. Ello hace que por el momento solo esté garantizada su rentabilidad en los regadíos y en las comarcas más húmedas, como en el norte de Palencia y Burgos.

El centeno

Por el momento los mayores avances se han experimentado en el centeno, un cereal especialmente apto para la obtención de híbridos gracias a que se reproduce mediante polinización cruzada. El proceso es mucho más costoso en las especies que se autofecundan, como la cebada y el trigo, sobre todo en este segundo.

Desde el ente se recuerda, a modo de ejemplo, que un caso evidente de triunfo de los híbridos es el maíz, puesto que multiplican por tres y por cuatro las producciones de las variedades tradicionales, que ya nadie siembra.

El triticale

También Manuel Rojo, presidente de Aprose, la asociación de productores de semilla, señala que los híbridos tienen aún poca importancia en el conjunto de los cereales de invierno, si bien “en el futuro esta opción se afianzará”.

Recuerda Rojo el caso de triticale (híbrido de trigo y centeno), con amplio conocimiento en el sector pero poco hueco en las producciones. “Tanto este híbrido como las nuevas cebadas que han surgido por esta vía no han demostrado lo que tienen que demostrar, esto es, que se dan especialmente bien en diferentes lugares o que su producción supera claramente a la de otros cereales”, recalca.

Catálogo de variedades

Uno de los mayores conocedores de los híbridos es Javier Álvarez, de Anove, quien destaca que el híbrido no es sino el resultado del cruce entre dos variedades o especies genéticamente diferentes. La primera descendencia híbrida, si cumple con los parámetros establecidos para su registro, podrá ser inscrita como una variedad híbrida comercial.

Ahora bien, únicamente podrá incluirse una nueva variedad en el catálogo nacional de variedades comerciales (o en el catálogo de la UE) cuando dicha variedad demuestre cumplir los siguientes requisitos: ser distinta, homogénea, estable y…

Puedes seguir leyendo este reportaje haciéndote suscriptor de CAMPO

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img