spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioCerealUna gran cosecha de cereal lastra el mercado con precios bajos

Una gran cosecha de cereal lastra el mercado con precios bajos

Las previsiones se han cumplido, incluso con creces. Pero los precios no se suman a la fiesta. A medida que las cosechadoras avanzaban hacia el norte engullendo el grano de los campos castellanoleoneses quedaba más claro que los pronósticos respecto a una buena cosecha de cereal se confirmaban.
Las previsiones se han cumplido, incluso con creces. Pero los precios no se suman a la fiesta. A medida que las cosechadoras avanzaban hacia el norte engullendo el grano de los campos castellanoleoneses quedaba más claro que los pronósticos respecto a una buena cosecha de cereal se confirmaban. A falta de los datos definitivos oficiales, las cifras que manejan los almacenistas apuntan a una producción total en la región que rondará los 7,5 millones de toneladas; 2,5 millones más que lo recolectado en la campaña pasada. Así, las medias de producción estarán en 4.000 kilos por hectárea para las cebadas y en 4.500 para el trigo.

Sin embargo no hay que echar las campanas al vuelo. Los bajos precios ponen el lunar en la que podría ser una campaña muy rentable para los agricultores, como también muchos habían previsto. El productor podía cobrar la semana pasada alrededor de 160 euros por tonelada de cebada y en torno a 170 por el trigo, unos precios que la mayoría de los especialistas del sector interpretan como consecuencia de la abundancia de grano en los silos y de la escasa demanda por parte del ámbito ganadero, que atraviesa una mala situación.

A pesar de todo, expertos como el almacenista de cereales y portavoz de Accoe (Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España), Francisco Álvarez de la Lama, confían en que la tendencia a la baja haya tocado fondo. “Pero no nos hagamos ilusiones”, advierte para apuntar que duda de que la tonelada de grano vaya a superar los 190 euros este año.

Además, todo apunta a una buena cosecha en los países del este europeo, en Estados Unidos, China y Australia, de forma que no habrá problemas de abastecimiento del mercado aunque ahora no hay grandes reservas.

El almacenista opina que este año debería bastar con la importación de 5 millones de toneladas para atender las necesidades del mercado nacional, aunque calcula que habrá exceso de materia prima debido a que las multinacionales ya tienen cerrados contratos para traer maíz de Ucrania y Bulgaria hasta abril. También Francia vende en Cataluña 3 ó 4 millones de toneladas de grano, un interesante mercado que ha perdido Castilla y León ya desde hace unos cuantos años.

El portavoz de Accoe aboga por la intervención de los precios del cereal para garantizar unas tarifas sin sobresaltos “como ocurría en la Europa de los quince. Es la mejor solución para mantener una ganadería y una producción estables”, defiende.

Alfonso Palomo –de O. Palomo, almacenistas con sede en Segovia- también opina que el desplome de precios ha concluido y considera que el elemento diferenciador será el maíz importado, que estará en los puertos españoles hasta mayo entre 170 y 180 euros, lo que significará que el precio en el centro de la península alrededor de 195 euros. “Los países del Este van a meter mucha presión con su maíz a los cereales”, adelanta convencido Palomo.

Resulta determinante que la demanda nacional de cereal por parte de la ganadería se ha reducido mucho. Como ejemplo reseña que en la actualidad se está sacrificando mucho porcino cuando alcanza los 100 kilos, lo que supone 20 kilos menos que meses atrás. Por otra parte, el almacenista prevé que el reducido valor en el mercado del cereal comiencen a notarlo los ganaderos a partir de octubre, en forma de bajada del precio de los piensos.

Armando Caballero, gerente de la cooperativa Cocetra –con sede en Castejón de Trabandos y que opera en tierras de Valladolid y salamanca­– también confía en que los precios del cereal hayan tocado fondo. Recuerda que el año pasado la cosecha comenzó con precios similares a los de este año, pero en 2012 la tendencia fue ascendente. Caballero señala que el descenso se ha frenado porque ahora apenas hay oferta: la mayor parte del grano está almacenado en espera de tiempos mejores para vender. Por si fuera poco, en las tierras de Salamanca y Valladolid que recoge Cocetra, los agricultores se están encontrando con las reticencias de las harineras, que se quejan del bajo porcentaje de proteína que tiene el grano como consecuencia de las lluvias. Sin embargo la producción ha sido un 25% superior a la de la campaña precedente y con un alto peso específico.
 
En la comarca de la Bureba burgalesa la campaña ha sido muy irregular. Fincas colindantes y manejadas por el mismo agricultor han tenido rendimientos muy dispares. Y el pedrisco ha llegado a afectar al 100% de grandes explotaciones, según confirma el gerente de Bureba Ebro, Miguel Alonso.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img