spot_img

La publicación agraria líder

sábado, enero 28, 2023
spot_img
InicioColzaCombatir las malas hierbas en colza

Combatir las malas hierbas en colza

La colza tiene un futuro esperanzador en Castilla y León y en el conjunto de la península, gracias sobre todo a que las empresas de semillas han desarrollado híbridos mejor adaptados a la variada climatología ibérica, y en los que la dehiscencia ha dejado de ser un problema

Alfredo Alameda. Technical Crop Manager Field Crops de la División de Protección de Cultivos de BASF en España
En el pasado reciente, raro era el agricultor que se decidía a cultivar colza debido a múltiples factores, como la implantación del cultivo, el control de malas hierbas, plagas y enfermedades, la dehiscencia de sus silicuas a la cosecha o la misma comercialización. Pero en los últimos años, las empresas de semillas han invertido en el desarrollo de nuevos híbridos que están mejor adaptados a la variada climatología ibérica y donde la dehiscencia ha dejado de ser un problema. Gracias también a un mejor conocimiento de las técnicas de cultivo, el agricultor va superando el recelo que este cultivo le suponía.
En lo que respecta a la fitopatología, se han producido mejoras tanto en el control de plagas y enfermedades, gracias a nuevos de registros de insecticidas y fungicidas, como en el terreno del control de las malezas con la llegada de nuevos herbicidas y la aparición en el mercado de híbridos de colza resistentes a herbicidas.
Antes nos referíamos a las dificultades a las que se enfrentaban los cultivadores de colza y una de ellas es mantener el cultivo libre de malezas desde la implantación, momento crítico del cultivo, hasta el inicio del estado de desarrollo de roseta. A partir de este momento las malezas pasan a un segundo término, el crecimiento de la colza ahoga su desarrollo e impide nuevas nascencias.
En cuanto al control de malas hierbas, en nuestra tierra no hemos alcanzado el nivel que observamos en latitudes centroeuropeas, donde el abanico de herbicidas disponibles en colza es muy superior al catálogo de productos registrados en España.
En el listado del registro nacional aparecen alrededor de 35 diferentes formulaciones herbicidas, de las cuales aproximadamente la mitad corresponden a diferentes formulaciones de Glifosato para la aplicación en pre-siembra del cultivo.
Clasificando los productos según el momento de aplicación, hemos hablado de los aplicados en la pre-siembra, los herbicidas de pre-emergencia, que en general suelen ser algo más baratos pero nos obligan a realizar la aplicación antes de la nascencia del cultivo y de las malas hierbas. En ocasiones en que el agricultor decide no continuar con el cultivo, que las malezas presentes no son controladas por el herbicida aplicado o que simplemente no nazcan malas hierbas, el agricultor hubiera podido ahorrarse esta aplicación.
Los herbicidas de post-emergencia suelen tener como desventaja un precio más elevado que los de ‘pre’, pero el agricultor o su técnico asesor ven qué hierbas son las que compiten con la colza y pueden elegir el herbicida más adecuado, o simplemente, en ausencia de malezas, no aplicar.
Hablando de diferentes grupos de hierbas, el control de gramíneas está bien resuelto. Existen en el mercado al menos cinco materias activas específicas contra este grupo.
En lo que respecta a hoja ancha también existen varias soluciones al problema. Un grupo que precisa un enfoque diferente es el de las malezas pertenecientes a la familia de las brasicáceas, malas hierbas emparentadas con el cultivo de la colza. Pero ya se encuentran en el mercado soluciones efectivas gracias al trabajo de las empresas de semillas, que han desarrollado, por genética tradicional, híbridos resistentes a herbicidas pertenecientes a la familia de las imidazolinonas. Estos híbridos se denominan Clearfield.
Así, para las poblaciones de hierbas adventicias debemos prestar atención al manejo global de nuestras parcelas principalmente en tres aspectos:
1. nuestros cultivos en rotación
2. las poblaciones de malezas predominantes en nuestra parcela
3. los herbicidas disponibles en el mercado.
Con esta información decidimos qué herbicidas usar, teniendo en cuenta los modos de acción (porque no se debe insistir con un solo modo de acción año tras año). De este modo, seremos capaces de cultivar colza de forma sostenible, evitando el desarrollo de resistencias y combatiendo de forma eficaz las malezas.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img