spot_img

La publicación agraria líder

domingo, noviembre 27, 2022
spot_img
InicioColzaMás margen para las siembras de colza

Más margen para las siembras de colza

Este otoño no está siendo el mejor para la sementera de colza en los secanos. Todo lo contrario que sucede con la que va al regadío. La buena temperatura está haciendo que nazca bien, rápido y de manera homogénea, tal como significa desde KWS Gonzaga Hernández Zaballos. Y los problemas del año pasado no preocupan aquí porque esta campaña hay agua suficiente.

Pero la impaciencia ya aprieta por la falta de lluvias donde no es posible regar. En algunas comarcas segovianas se han beneficiado de las tormentas y todo va bien por ahora. Al revés que en la mayor parte de Castilla y León. “Si en dos semanas no llueve hay que plantearse si sembrar o no…”, recomienda el de KWS, que fija el 15 de octubre como fecha límite para poner la semilla de este cultivo. Coincide en este plazo Carlos Blanco, de Koipesol.

El jefe de Cultivos de ACOR, Francisco Sánchez, considera que el cambio climático y la tendencia de la meteorología da ahora más margen para las siembras en la zona central de la cuenca del Duero. “Hay gente que ha sembrado el 29 de octubre y ha tenido buena cosecha”, ejemplifica Sánchez.

El especialista de ACOR señala que en los últimos cinco años no ha helado hasta finales de diciembre, “de manera que la fecha límite del 15 de octubre parece que no es la correcta”. Es difícil que el cultivo llegue a helarse, pero si la temperatura invernal no es muy baja puede desarrollar mejor el sistema radicular y adquiere reservas que se dejan notar en el rendimiento final.

Blanco cree que las expectativas de poner colza “se están enfriando” al mismo ritmo que crece la “incertidumbre sobre qué pasará en los secanos” por la ausencia de lluvia. El miércoles dejó la tormenta diez litros en Medina del Campo, cayó algo también en Cuéllar y la precipitación fue irregular en Burgos.

Hay barbechos que ya están acondicionados, pero son necesarios entre 20 y 30 litros para preparar la tierra que ha estado de cereal, según prescribe el experto de Koipesol.

Necesita poco tempero para nacer bien, pero es imprescindible que tenga algo de humedad. Y es mejor cultivar barbechos, en los que no es necesario hacer una labor muy concienzuda para eliminar los restos del cereal.

Por si llueve, como todos los agricultores desean, sí hay que tener lista ya una “excelente preparación del lecho de siembra”, según Gonzaga Hernández. De esta forma será posible tirar la semilla y aprovechar al máximo la lluvia. Una de rápido vigor germinativo saldrá adelante.

Sánchez describe que los agricultores veteranos preparan el terreno y lo fertilizan a la espera de que las previsiones meteorológicas anuncien lluvia y siembran dos días antes. Como no han aplicado ningún herbicida, tiene la posibilidad de optar por otro cultivo si finalmente no hay opciones para la colza. Las previsiones vaticinaban lluvias ayer para los días 8 y 9 de octubre.

Hay poco margen para la indecisión. “Preferimos que ante la duda no se siembre a que haya malas experiencias y el agricultor tenga ya la colza en mal concepto para años venideros”, dice el técnico de KWS curándose en salud.

Blanco ya preveía que podía haber una pequeña disminución respecto a la superficie de 45.000 hectáreas de colza del año pasado en Castilla y León. “La colza se confirma como una magnífica alternativa para el campo en el regadío. En los secanos habrá años en los que saldrá bien y otros en los que no tanto”, diagnostica.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img