spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioColzaUn cultivo que hace de fungicida y que mejora nuestro suelo

Un cultivo que hace de fungicida y que mejora nuestro suelo

Anxo Valiño, gerente de Colza Dekalb Zona Norte de España

Tenemos tres pilares para pensar en que la colza es un cultivo a tener muy en cuenta en una rotación. El primero sería agronómico, ya que es un cultivo de invierno y, por lo tanto, la posibilidad de que llueva sobre él es mucho mayor que las de uno de primavera. Respecto al control de las malas hierbas, en un cultivo de hoja ancha (como la colza) es fácil eliminar la hoja estrecha.

La colza es un subsolador natural. Por su raíz pivotante mejora la estructura del suelo y ayuda al descompactado. Aprovechamiento de los nutrientes: debido a su raíz pivotante llega a horizontes donde otros cultivos no pueden, con lo que es capaz a aprovechar estos nutrientes depositados ahí abajo.

Aumenta el rendimiento del siguiente cultivo, ya que debido a la mejora de la estructura del suelo, aprovechamiento de los nutrientes y el mejor control de las malas hierbas de hoja estrecha se puede elevar el potencial de producción un 10-15% más.

Efecto fungicida: la colza puede ayudarnos mucho al control de los hongos que últimamente tanto vemos en trigo y cebada, debido a que, siendo una mostaza, emite un gas fúngico a través de sus raíces.

Permite mejor gestión del tiempo. Es el único cultivo que se puede sembrar en septiembre, con la idea de sacarse de delante un determinado número de hectáreas.

En lo económico hay que recalcar la estabilidad del precio, junto a la buena adaptabilidad del cultivo a las condiciones difíciles (rusticidad), que hacen que la colza sea un cultivo a tener muy en cuenta en términos de rentabilidad. A los hechos me remito, ya que en los últimos años ha sido el cultivo más rentable en secano. En el caso del regadío, este cultivo es muy agradecido. Con poca agua, 800 metros cúbicos bien repartidos, te aseguras el máximo potencial de producción y de rentabilidad.

En cuanto a la sostenibilidad, la UE prima los cultivos sostenibles en el cual está incluido la colza, con una prima de diez euros por tonelada. Acepta muy bien la aplicación de purines (incluso en cobertera), es perfecto para la simbiosis entre apicultores y agricultores.

El apicultor tiene la posibilidad de posicionar sus colmenas en una época donde no hay muchas plantas en flor para alimentar a sus abejas y, el agricultor, con la ayuda de estas abejas consigue una mejor polinización en sus fincas y por tanto una mayor producción.

Cómo seleccionar un híbrido

Selección de la parcela. La colza se adapta a todo tipo de terrenos y soporta gran oscilación de pH. Los dos únicos escenarios donde no recomendamos sembrar este cultivo son las parcelas con problemas de encharcamientos –ya que la colza no soporta la asfixia radicular- y en suelos con residuos de herbicidas basado en sulfonilureas, utilizados en el cultivo anterior.

Regadío o secano. En función de esto hay híbridos que pueden dar su máximo potencial productivo en unas condiciones u otras. Y en secano, es muy importante seleccionar un híbrido rústico, para que sea capaz de mostrar el máximo potencial en condiciones difíciles y complicadas a las que se puede enfrentar.

En función de la infestación del tipo de malas hierbas que tengamos en la finca, podemos diferenciar si tenemos crucíferas como principales malas hierbas (tenemos la posibilidad de utilizar la tecnología Clearfield). Para el resto de malas hierbas, híbridos convencionales.

Algo a tener en cuenta sería también la capacidad de ramificación del híbrido, ya que en condiciones de perdida de plantas (por insectos o suelos difíciles) este sea capaz de suplir la falta de planta con una mayor ramificación.

Por dehiscencia (o apertura de las vainas) es importante seleccionar un hibrido que contenga el grano dentro de la silicua, ya que cuando llega la época de cosecha, en este momento puede surgir cualquier imprevisto (lluvia, retraso de la cosechadora, vientos….).

Contenido de aceite. El mercado prima este punto: contenido de graso, con lo que sería vital e importante demandar un hibrido con un alto contenido en grasa, ya que puede significar una prima extra en nuestra rentabilidad por hectárea.

Fotografía: cultivo de colza. Autor: Dekalb

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img