spot_img

La publicación agraria líder

jueves, junio 30, 2022
spot_img
InicioCooperativasCocetra, trabajar codo con codo para garantizar la rentabilidad del socio

Cocetra, trabajar codo con codo para garantizar la rentabilidad del socio

Los servicios técnicos de la cooperativa conocen la comarca del Trabancos y el Guareña como la palma de su mano. Es la mejor fórmula para incrementar las producciones y para estar alerta ante la aparición de enfermedades

Las cooperativas son fundamentales para el sector, sobre todo las que se identifican de forma especial con una comarca o un municipio. El agricultor Pedro González, que reparte su explotación entre los municipios de Alaejos y Castrejón de Trabancos, pone el ejemplo de Cocetra, fuertemente implantada en esta comarca del suroeste vallisoletano.

Los técnicos de la cooperativa no solo conocen muy bien los cultivos, sino que disponen de una visión global del territorio, lo que trae numerosos beneficios. “Por ejemplo, a la hora de detectar problemas sanitarios”, destaca.

Pedro entrega toda su producción de cereal en la sociedad, y no porque sea obligatorio, “sino porque los socios somos los propietarios de la sociedad; debemos sentirla como propia y actuar en consecuencia. No usarla solo para nuestro beneficio”.

De hecho, compra a Cocetra todo el gasóleo, utiliza su taller y contrata con ella los seguros agrarios. “Tolo lo que puedo lo hago en relación con la cooperativa porque eso es bueno para ella, pero también para cada uno de los socios, que entre otras cosas cada año reciben el retorno cooperativo”. También adquiere en la sede de Castrejón los diferentes insumos, con precios muy competitivos gracias a que la cooperativa hace compras de gran volumen.

Con cerca de 350 socios, aunque no todos siguen activos, la principal actividad de Cocetra gira en torno a los cereales, que se reciben en las instalaciones de la compañía para su posterior comercialización.

Este año el departamento técnico ha abarcado 10.000 hectáreas de cereal, 450 de guisante, 300 de colza, 800 de girasol, 300 de patata, 200 de adormidera y unas cien hectáreas de cultivos como la remolacha, la cebolla o el maíz dulce. Ha ofrecido un servicio integral de asesoramiento a lo largo de todo el ciclo de cultivo, aunque los servicios de la cooperativa incluyen un servicio administrativo que abarca, entre otras cuestiones, la gestión del cuaderno de cultivo. También el asesoramiento y venta en relación con semillas, abonos sólidos y líquidos y fitosanitarios. En la enumeración de servicios hay que incluir la aplicación de fitosanitarios y abonos líquidos con maquinaria de la propia Cocetra.

Controlar la sanidad

El técnico de campo Félix Martín señala que su labor es la de controlar la sanidad de los cultivos. No pierde de vista la evolución de los campos y está atento a los avisos que llegan desde Itacyl. Este año ha debido argumentar contra las habituales reticencias a tratar la cebada, “sobre todo porque los precios están como hace 30 años”. Pero él cumple con su misión, que es asesorar al socio y transmitirle que debe tratar por su propio bien. “Siempre es mejor tener una buena producción, aunque el grano se pague mal, que una cosecha que se queda corta por culpa de la sanidad”.

Los socios ya están pensando en la próxima sementera, interesándose por las variedades de más potencial o que mejor se pueden adecuar a sus suelos. Eso le obliga a prestar atención a las novedades presentadas y a los ensayos que se van publicando.

El reto a medio plazo es convencer a los agricultores jóvenes de que merece la pena formar parte de una cooperativa. Son más de comparar productos y de cambiar de proveedor, “pero no ven que al ir por libre muchas veces están en manos de la información incompleta y de los intereses comerciales”, advierte Félix.

En Cocetra destaca el servicio de gasolinera y el de reparto de gasóleo B a domicilio. El camión de la sociedad se dirige bien a las naves, bien a las fincas de regadío. Con un servicio casi inmediato. A veces el mismo día que se hace el pedido, y en otras ocasiones al día siguiente. Tiene un papel importante la gasolinera, que puede ajustar los precios de venta de gasóleo y gasolina gracias a que está desatendida -con el consiguiente ahorro en personal- y a que compra un volumen muy importante. El margen para la propia cooperativa no tiene por qué ser excesivo: sus responsables no la ven como un negocio, sino como un servicio más al socio y a la comarca.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img