spot_img

La publicación agraria líder

viernes, julio 1, 2022
spot_img
InicioEditorialAnnus horribilis

Annus horribilis

Ni en nuestras peores pesadillas habríamos imaginado la aparición de una pandemia que pusiera jaque a nuestra sociedad. Toque de queda, estado de alarma, confinamiento, hospitales colapsados, bares y restaurantes cerrados, mascarillas y vacunas se han convertido en términos que utilizamos con normalidad y que nunca hubiéramos pensado utilizar.

Pero sin duda, nada más triste y dramático que las pérdidas de tantas vidas, amigos, hermanos, padres y abuelos que nos han dejado en la más triste soledad y a los que hemos convertido por desgracia e indecencia, en listas y cifras impersonales que cada día compiten en la búsqueda de buenos y malos, de aciertos y errores.

Podemos denominar sin duda el año que acaba como “annus horribilis”. Maldito y terrible año sin duda este 2020. Demasiado tiempo sin amigos, sin familiares, sin encuentros ni celebraciones, muchas cosas y mucha gente, pero no podemos tirar la toalla, la esperanza de la vacuna tiene que reforzar nuestra responsabilidad, no queda nada para que nuestro ansiado reencuentro sea una realidad. La Navidad no será igual, nuestros pueblos no recibirán el calor de la unidad de las familias, el abrazo de la felicitación y el reencuentro, las cocinas llenas de comida y niños, de lumbre y chimenea, de asados y buen vino, de chateo y calditos … Tendremos nostalgia sin duda, pero no podemos dejarnos llevar, lo que está por venir es la vida, y con eso amigos míos, es más que recomendable la ausencia de pocas bromas.

Despedimos un buen año en lo agronómico y muy irregular, injusto e incierto en cuanto a precios y mercados. La cantinela de siempre, agudizada por esta maldita pandemia que no acaba de dejarnos tranquilos. Lo mejor el tiempo, que parece no dejarnos desamparados ante esta situación y que al menos nos tranquiliza para poder garantizar un buen arranque de campaña tanto en secano como en regadío.

Al 2021 habrá que pedirle el final de la pandemia, mucha salud, trabajo y el pronto reencuentro de familiares y amigos que nos devuelvan en parte a nuestra nueva normalidad, que espero que sea lo más parecida a lo que ya teníamos antes. En esta y en otras nos volveremos a ver seguro. Cuídense mucho.

Feliz Navidad y un próspero y saludable año 2021 para todos.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img