spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioEditorialEditorial CAMPO 63 - Agricultores en peligro de extinción

Editorial CAMPO 63 – Agricultores en peligro de extinción

Máximo Gómez. Director

CAMPO es una publicación ligada al sector, a las personas, a su profesión y al territorio que tanto defendemos y que tantas veces olvidamos. Difícil tarea sin duda, pero es también un reto cargado de compromiso e implicación. Como la que tienen todos ustedes, los que de una forma u otra trabajan por y para la agricultura y ganadería de nuestra tierra.

Una agricultura con luces y sombras, con profesionales que rodeados de innumerables prescriptores toman decisiones en la más íntima soledad, incertidumbre y, por qué no decirlo, con el riesgo continuo de la aventura. Lo ponen todo. Trabajo, dinero, ilusión y hasta buena cara, para hacer frente cada año, cada campaña, a las vicisitudes propias de esta gran tarea.

Bastante tenemos con el tiempo, los mercados, las industrias, cambios legislativos, fiscales, laborales, cumplimiento de normativas, etc., para que encima nos pongan más palos en las ruedas.


“Tenemos una Abogacía del Estado insaciable -y con recursos económicos pagados por todos nosotros- cuyo criterio es llevar a los agricultores ante el Supremo”


Me refiero en una ocasión más a la gestión que la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) está llevando a cabo en cuanto a la legalización de los denominados ‘pozos de Minas’. No se puede entender que una persona, de la noche a la mañana, lo pierda todo. Que una ley del año 1985 se aplique ahora, después de 35 años, con tal contundencia que no haya lugar para la reacción, ni amparo para la defensa.

Ni las sentencias favorables en primera instancia ni las de la Audiencia Provincial de Valladolid son suficientes al parecer, pues tenemos una Abogacía del Estado insaciable -y con recursos económicos pagados por todos nosotros- cuyo criterio es llevar a los titulares de estos pozos ante el Tribunal Supremo.

¡Un agricultor de mi pueblo en el Supremo, a la misma altura que los golpistas catalanes! ¡Qué nivel! ¡Qué pena!

Ahora que vienen tantas elecciones encadenadas habrá que pedir que alguien se tome en serio este tema, que aporte soluciones y que las ponga en marcha lo antes posible. Si no, nos tendrá que oír porque esto no puede quedar así.

Otra opción, claro está, es solicitar para el agricultor y el ganadero la clasificación de especie en peligro de extinción, pues de seguir así todos los miembros con vida de dicha especie tenderemos a desaparecer.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img