spot_img

La publicación agraria líder

sábado, octubre 1, 2022
spot_img
InicioEmpresasCuatro de cada diez operaciones de Iberaval proceden de los pueblos

Cuatro de cada diez operaciones de Iberaval proceden de los pueblos

La sociedad de garantía tiene el foco puesto sobre la iniciativa empresarial que se desarrolla en el medio rural. Su director general, Pedro Pisonero, respalda las condiciones “especialmente competitivas” que ofrece la entidad para favorecer el acceso al crédito

Como máximo responsable de Iberaval, Pedro Pisonero tiene mucho que decir en materia de financiación de los proyectos empresariales, muchos de los cuales tienen que ver con el sector primario. Su labor se desarrolla de la mano de las líneas ICE Financia de la Junta.

-¿Por qué existe Iberaval?
-Siempre digo que, si no existiese Iberaval, se tendría que inventar, pero la realidad es que se trata de una herramienta que en absoluto es nueva (tiene 40 años), y que ha demostrado una fidelidad, y sobre todo una utilidad para las pymes fuera de toda duda. Nuestro papel esencial es acompañar a las empresas en su búsqueda de financiación, precisamente una de las mayores preocupaciones de las empresas. Somos un aliado esencial para que ningún proyecto viable se quede sin esa financiación.

-¿Qué ventajas tiene quien acude a su entidad?
-El aval líquido a primer requerimiento de Iberaval asegura al banco que va a recuperar el importe que facilita en un crédito a una empresa. Ese hecho facilita que las pymes puedan obtener financiación con mejores precios y mayores plazos, algo que da la vida a muchos proyectos. Es algo que implica que un proyecto salga adelante o no pueda hacerlo. Nuestra garantía es un hecho diferencial al que, además, se suma el acompañamiento que damos a los empresarios. También, por cierto, la agilidad en las resoluciones es otra cuestión que destacan nuestros socios.

-¿Cómo ha afectado a su trabajo la ‘década horribilis’ en la que nos encontramos, con dos crisis económicas, una pandemia, una guerra…?
-En la anterior crisis financiera, la de 2008, Iberaval decidió estar al lado de las pymes. En esta otra, tan singular y asimétrica, que podríamos acotar a partir de la pandemia de la Covid-19, hemos hecho lo mismo. Las sociedades de garantía como esta tienen una función contracíclica y entendemos que cuando las cosas se ponen feas, cuando el grifo del crédito se cierra, es nuestro momento. Es ahí donde debemos estar.

-En ocasiones el emprendedor percibe que hay demasiadas administraciones, demasiadas ventanillas…
-Y tiene toda la razón. Los procedimientos han variado mucho con la digitalización y la automatización. Sin embargo, creo que es entendible y razonable que, para obtener acceso a financiación, se exijan ciertos trámites. ¿Que se pueden concentrar? Totalmente de acuerdo. ¿Que la digitalización reduce tiempos y desplazamientos? También. Creo que sí habría que reflexionar más sobre esto en un contexto en el que con un ‘selfie’ en algunos países no muy lejanos culturalmente ya se obtienen todos los datos de los clientes.

-¿Qué situación tiene en este momento Iberaval?
-Los datos más recientes que manejamos, correspondientes al primer semestre de este año, señalan que Iberaval ha financiado entre enero y junio casi 2.800 operaciones, por 268 millones de euros, lo que supone un 11% más que en el mismo periodo de 2021. Servicios, Comercio, Construcción e Industria son las áreas donde desplegamos mayor volumen de recursos, y le puedo indicar que confiamos en volver a crecer a doble dígito al cierre del ejercicio, como hemos hecho a lo largo de los últimos años. Iberaval ha duplicado su riesgo formalizado en cinco años y su riesgo vivo en los últimos seis.

-¿Qué aporta al medio rural?
-Iberaval tiene el foco puesto desde hace muchos años en el respaldo a la iniciativa empresarial que se desarrolla en el medio rural. Cuatro de cada diez operaciones proceden de pueblos. Pero es cierto que el sector primario no es especialmente activo en lo que a financiación se refiere. Nosotros trabajamos, como decía, con todos los sectores, y además lo hacemos en unas condiciones especialmente competitivas. En parte también gracias al respaldo de la Junta a través de esas líneas del ICE. Por ejemplo, hemos estado muy cerca de la industria agroalimentaria, que es un ejemplo de avance y eficiencia, en los últimos tiempos.

-¿Dónde debe dirigirse un emprendedor interesado en los servicios de Iberaval?
-Lo esencial para obtener financiación de Iberaval es tener un proyecto viable, con un plan de negocio sensato, razonado, razonable y defendible. A partir de ahí, podremos empezar a hablar y a trabajar juntos. Estamos en las nueve capitales de Castilla y León, Ponferrada, Madrid -con tres oficinas-, La Rioja y Galicia, pero es cierto que a través de nuestro sitio web Iberaval.es cada vez llegan más operaciones. En dicho espacio hay un simulador financiero y toda la información que el potencial socio necesita.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img