spot_img

La publicación agraria líder

viernes, diciembre 9, 2022
spot_img
InicioEmpresasDe Clearfield® a Clearfield® Plus, una revolución en sanidad vegetal para girasol

De Clearfield® a Clearfield® Plus, una revolución en sanidad vegetal para girasol

¿Qué es y de dónde viene la tecnología Clearfield® en girasol?

Hace ya 25 años se descubrió la característica genética que confiere al girasol la tolerancia al herbicida Pulsar®40 (concretamente a la sustancia activa imazamox).

El origen surge de unos girasoles salvajes que aparecieron en unos campos de soja, en Estados Unidos, que trataban año tras año con un herbicida de la familia de las imidazolinonas. Normalmente este tipo de herbicidas eliminaría tanto la mala hierba como el cultivo, pero el uso de variedades tolerantes permite sobrevivir al cultivo mientras que las malas hierbas se controlan.

Se aislaron esos girasoles y se obtuvieron algunas poblaciones que se fueron analizando molecularmente hasta que se identificaron los genes que habían mutado (cambiado) respecto a las poblaciones cultivadas de girasol.

Clearfield® Plus ofrece una nueva versión tanto de híbridos como del herbicida

Inmediatamente BASF empezó a trabajar junto con las principales empresas de semilla, muy interesadas en desarrollar híbridos Clearfield® de girasol.

Así se construyó el Sistema de Producción Clearfield®, basado en el uso de cultivos tolerantes a un herbicida (Pulsar®40) de amplio espectro (dirigido a hierbas de hoja ancha y estrecha) para controlar las malas hierbas del cultivo del girasol.

¿Cuándo se empezó a usar en Europa?

No fue hasta 2003 que se lanzó el sistema Clearfield® en girasol en Europa, y es que uno de los factores limitantes de la tecnología yacía en la necesidad de que los dos parentales de los híbridos comerciales debían ser portadores de la característica genética Clearfield®.


Este factor hace un tanto compleja la obtención de híbridos de alto interés agronómico y que combinen la característica Clearfield®


Fue por ello que, en el año 2000, BASF inició un programa de investigación y desarrollo en colaboración con Nidera Semillas S.A. para crear un sistema de cultivo monogénico (solo es necesario que uno de los dos parentales tenga la característica Clearfield®) y ofrecer girasoles con mayor tolerancia al herbicida, mayor contenido en aceite y mayor producción.

¿Y cuánto se tardó en obtener la versión mejorada de Clearfield®?

En 2006 BASF confirmó el rasgo mejorado, desarrollado a través de técnicas de cultivo tradicionales y dio lugar a una línea de girasol cultivada de élite, Clearfield® Plus.

Al igual que los girasoles Clearfield® originales, los girasoles Clearfield® Plus se clasifican como no transgénicos. La tecnología Clearfield® Plus se sigue desarrollando en asociación con las principales empresas de semilla en el mundo.

El sistema de producción de girasol Clearfield® Plus se lanzó en Argentina en 2010 y, a partir de 2012, empezó a estar disponible en América del Norte y del Sur, Rusia, Ucrania, Sudáfrica y algunos países de Europa.


Mayor tolerancia al herbicida, mayor contenido en aceite y mayor producción en girasol


Lanzamiento en España

En España BASF está lanzando el sistema de producción de girasol Clearfield® Plus en 2019. Clearfield® Plus ofrece una nueva versión tanto de híbridos como del herbicida. Efectivamente, no solo se trata de una versión muy mejorada de los híbridos Clearfield® Plus, sino que también se ha mejorado la formulación del herbicida, dando lugar a Pulsar® Plus.

Los agricultores deben afrontar muchos desafíos durante la campaña para obtener la mayor rentabilidad posible. En el caso del girasol, el control de malas hierbas es clave, ya que éstas compiten por el agua y los nutrientes que necesita el cultivo para su óptimo desarrollo.

Innovación, última tecnología y facilidad de uso

Tras más de cinco años y el trabajo realizado por especialistas en formulación, biología y certificación, BASF ha conseguido desarrollar el herbicida Pulsar® Plus, exclusivo para el cultivo del girasol. La nueva formulación de Pulsar® Plus logra una mayor adherencia y cobertura sobre las malas hierbas. Esto hace que el herbicida sea más rápido y más efectivo. Además, resulta más fácil de usar porque no hay que añadir ningún mojante.

Adaptación a las necesidades de cada finca

Pulsar® Plus puede usarse en un amplio rango de dosis, que van desde 1,2 hasta dos litros por hectárea. Gracias a esta flexibilidad, los agricultores pueden decidir la mejor manera de controlar las malas hierbas, en función de la especie a controlar, la presión que estén ejerciendo dichas malas hierbas, o el momento que se pueda realizar el tratamiento.


“Clearfield® Plus ofrece híbridos con mejor genética, más tolerancia, más aceite y más rendimiento”


La labor conjunta de BASF y las principales empresas de semillas ha supuesto la inversión de gran cantidad de recursos para lanzar los mejores híbridos al mercado. De hecho, antes de validar un nuevo híbrido como Clearfield® Plus lo han probado en el marco de un ‘programa de cualificación’ en distintos países y regiones de Europa para confirmar que alcanzan o superan un nivel muy alto de tolerancia a Pulsar® Plus.

Esto ofrece al agricultor una mayor seguridad de control de malas hierbas, incluso en casos de solape a las dosis más altas, sin temer por el efecto negativo del herbicida sobre su cultivo Clearfield® Plus.

Además, los híbridos de girasol Clearfield® Plus han sido desarrollados buscando una producción más alta y un mayor rendimiento graso.

Por todo esto la tecnología Clearfield® Plus aúna una genética excepcional y un completo y flexible control de las malas hierbas, que puede adaptarse a las necesidades del agricultor para que pueda obtener la máxima rentabilidad. Un ejemplo de I+D puesto al servicio del agricultor.


Texto: Gisela Peñas Civit, responsable de cultivos extensivos Clearfield ® de BASF Agro España 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img