spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, marzo 22, 2023
spot_img
InicioEmpresasFertifluid ofrece un abonado "versátil", que se puede adaptar a cómo venga...

Fertifluid ofrece un abonado “versátil”, que se puede adaptar a cómo venga el año

Para la directora comercial de Fertifluid Fertilizantes, Mercedes Morchón, sembrar y no aportar nutrientes al suelo es la forma más rápida de perder dinero

La producción de fertilizantes ha caído el 70% en Europa, pero no habrá problema de desabastecimiento en la planta de Fertifluid en Villalar de los Comuneros (Valladolid).

Su directora comercial, Mercedes Morchón, destaca que la fábrica va elaborando los abonos en función de la demanda. “La ventaja de trabajar con abonos líquidos es que nos podemos organizar sobre la marcha, con un margen de reacción de unas pocas horas”, subraya.

Se pueden cambiar fórmulas o se pueden fabricar muchas toneladas de producto en poco tiempo, sobre todo gracias a haber sido capaces de mejorar el proceso de producción a lo largo de los años.

“Nos adaptamos al milímetro”

“En función de esa versatilidad nos vamos adaptando al milímetro en función de cómo venga el año”, recalca Morchón, quien no descarta proponer al agricultor de Castilla y León una fórmula temprana de única aplicación y otra más tardía.

Por el momento, constata que el año pasado había bastante superficie sembrada cuando llegó noviembre, mientras que este año apenas se ha empezado.

Pero no hay que preocuparse. El objetivo, una vez que se siembre, es hacer una buena fertilización, de la forma más eficiente y rentable que sea posible.

Atender al tipo de suelo

Para ello será muy importante algo que, en el fondo, debería tenerse en cuenta todos los años: atender al tipo de suelo y al cultivo del que se viene, “solo que este año va a ser fundamental”. Incluso con una fertilización diseñada parcela por parcela, con una adecuación en función del cultivo, del historial de la parcela y del manejo. “Por ejemplo, si se está en siembra directa o en siembra convencional”, señala.

Lo que está claro es que este año la partida la va a ganar aquel que sea más flexible y Fertifluid no está encorsetada por dos o tres fórmulas de nitrogenado o por una única fórmula de única aplicación. “Podemos modificar nuestra producción y asesorar al agricultor en función de cómo se plantee la primavera”, subraya Morchón.

Las siembras, un ‘sudoku’

Las condiciones de 2022 están haciendo más difícil el ‘puzzle’ de las siembras, con unos agricultores que se plantean de forma muy seria cada paso que dan.

Pero una cosa es eso y otra es tomar la decisión “errónea” de no abonar. Para la directora comercial de Fertifluid Fertilizantes, sembrar y no aportar nutrientes al suelo es la forma más rápida de perder dinero porque “apenas tendrán producción” y no tendrán rentabilidad.

“Hay que tener una mínima estrategia de fertilización”, recalca. Por eso destaca que habrá quien siembre sin haber hecho un abonado de fondo y, a partir de ahí, vaya tomando decisiones una vez que el cereal está nacido.

Atención a las ‘zonas vulnerables’

“El agricultor podrá inclinarse por un abono de única aplicación, con la ventaja en el caso del abono líquido de que se asimila mucho más rápido que el sólido”, destaca. El resultado puede acabar siendo similar a haber aportado un NPK y un nitrogenado en cobertera.

Esas características son más evidentes en el caso de las zonas vulnerables a la fertilización con nitrógeno, donde se debe ajustar la labor aún más. En esos municipios el abono líquido se puede aportar de varias veces, “o incluso ir a una única aplicación con un pequeño remate de nitrógeno”.

Es un año para hablar mucho y analizar muchas hipótesis. De hablar mucho con los distribuidores y dar diferentes opciones al agricultor. “Que todos puedan hacer números y tomar sus propias decisiones”, subraya.

Rendimientos por hectárea

Hay que tener en cuenta que no hay umbrales fijos de rentabilidad. “No hay un cálculo que se pueda hacer de cuántas unidades aportar para sacar tantos kilos y obtener tantos euros por hectárea”, porque nadie sabe cuál será el precio del cereal en el verano de 2023, “pero sobre todo porque los rendimientos por hectárea son muy diferentes en función del tipo de suelo y del manejo”, recalca.

Es importante tener en cuenta que este año es muy propicio para la picaresca, para tratar de vender abonos ‘baratos’ que en el fondo son de poca calidad y no van a permitir al agricultor alcanzar la máxima producción.

“Hay materias primas de calidad muy diferente y también hay muchas maneras de producir un fertilizante. Lo va a comprobar el agricultor que compre exclusivamente por precio: se estará haciendo trampas al solitario porque ese abono tan ‘barato’ no le servirá para nada y será la compra más cara que haya podido hacer”, destaca.

Las ventajas del abono líquido

¿Qué ventajas tiene el abono líquido en un año especialmente seco? Para ella, la ventaja se nota sobre todo cuando la planta ya ha nacido, “ya que la planta lo asimila mucho más rápido que un sólido, sobre todo en un escenario de escasa humedad ambiental”.

Es posible que la clave radique en diversificar la producción y en esperar a febrero o marzo, cuando se podrá empezar a rectificar la fertilización en función de cómo se comporte el año.

“Pero está claro que el agricultor ya no puede seguir actuando por rutina; debe pensar más cada decisión”, remacha.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img