spot_img

La publicación agraria líder

jueves, diciembre 1, 2022
spot_img
InicioEmpresasReducir la huella de carbono gracias a los esfuerzos del sector agrícola

Reducir la huella de carbono gracias a los esfuerzos del sector agrícola

La huella de carbono mide la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero que una organización, producto, evento o individuo, directa o indirectamente, produce y libera a la atmósfera.

Las huellas de carbono se utilizan como indicadores de sostenibilidad para cuantificar, evaluar y monitorear el impacto ambiental de una organización, evento o producto y su cooperación al cambio climático.

Los gases de efecto invernadero (GEI) son dióxido de carbono, metano, óxidos de nitrógeno, CFC y ozono. Las acciones humanas han provocado un aumento en la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, que absorbe aún más la radiación solar reflejada por la Tierra, lo que lleva a un aumento del calentamiento global.

La huella de carbono corporativa mide las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por sus actividades, tanto las controladas directamente por la empresa como las provocadas indirectamente por dicha organización.

Algunas empresas calculan su huella de carbono, que es el primer paso de una organización para reducir o compensar los gases de efecto invernadero.

Como herramienta de gestión ambiental como la comunicación, la formación y la sensibilización, la huella de carbono se posiciona en el mercado como una herramienta cada vez más necesaria para las organizaciones.

La rentabilidad de ese cálculo es:

  • Beneficios ambientales. El cálculo de la huella de carbono admite obtener un índice que mide el grado de impacto ambiental de una actividad. De este modo, puede servir como referencia para la toma de decisiones y priorización de oportunidades de reducción de emisiones, lo que lleva a una gestión más efectiva. También ayuda en el cumplimiento de la normativa y es una herramienta muy eficaz para la gestión ambiental y energética de una organización.
  • Beneficio organizacional. La huella de carbono puede ser utilizada como elemento de comunicación interna. Es una gran herramienta para reducir y optimizar los costes de gestión de emisiones. También proporciona muchas rentabilidades competitivas en los mercados nacionales e internacionales. Además, constituye un elemento diferente a otras organizaciones.
  • Beneficio de la responsabilidad social corporativa. La huella de carbono es importante como mecanismo para que las empresas construyan un perfil del impacto ambiental asociado a sus actividades, representando la conciencia ambiental de una empresa y su compromiso con el cambio climático. Además, presenta una imagen transparente frente a clientes y proveedores.

El primer paso para reducir la huella de carbono de la agricultura no es cambiar el uso del suelo, se deben mantener grandes depósitos de carbono, como los bosques, que además de brindar servicios críticos a los ecosistemas, también ayudan a preservar la biodiversidad. El segundo es promover mejores prácticas en la adopción de fertilizantes minerales, la aplicación de fuentes de nitrógeno más eficientes, como los nitratos, mejora los rendimientos y reduce el impacto ambiental.

Existen fundamentalmente tres tipos principales de huellas de carbono:

  • La huella de carbono de una organización establece la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero generadas por el desarrollo de las actividades de la empresa en un período de tiempo definido. Este tiempo, por lo general, suele incluir un período de 12 meses. Para el cálculo de la huella de carbono de una organización, solo se pueden considerar las actividades de la organización, o los cálculos pueden incluir las emisiones de las actividades de sus proveedores y consumidores finales, que tienen un cierto impacto en la organización.
  • La huella de carbono de un producto mide la cantidad de emisiones de gases de efecto invernadero producidas por la unidad funcional del producto a lo largo de su ciclo de vida. La unidad debe representar el producto bajo investigación.

La huella de carbono del evento distingue y evalúa las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la celebración del evento. Estas emisiones se pueden calcular y compensar para lograr un balance neutro de emisiones, o se pueden usar como modelo para reducir las emisiones en eventos futuros.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img