Política de Cookies

especial-cooperativas-acor

Especial Cooperativas 2019: La hoja de ruta para ganar el futuro

Las cooperativas de Castilla y León continúan su transformación hacia entidades de mayor dimensión, más competitivas y más presentes en el mercado. Todo ello sin olvidar de dónde vienen y sin perder de vista su dimensión social: sin ellas muchas pequeñas explotaciones habrían desaparecido hace tiempo, y con ello se habría esfumado buena parte de la herencia que atesora el medio rural.

El sector cooperativo se considera parte integrante de la denominada economía social, sobre todo como consecuencia de su implantación e identificación con el territorio. Genera un volumen de facturación de 2.566 millones de euros y da empleo a 3.500 trabajadores a través de las 565 cooperativas agroalimentarias existentes. Como se señala desde la Junta, a estas cooperativas hay que añadir 555 explotaciones comunita-rias de la tierra y del ganado como forma de asociacionismo agrario específica de Castilla y León.

La importancia social y económica de estas entidades llevó en la pasada legislatura a diseñar el Plan Estratégico del Cooperativismo Agroalimentario de Castilla y León para el periodo 2019-2023, que contará con un presupuesto de 8,1 millones de euros y que supone el primer plan elaborado de forma conjunta entre las cooperativas y la consejería.

Se ha descrito como una hoja de ruta en la que se define el modelo de las cooperativas para conseguir que cuenten con una dimensión adecuada, con modelos empresariales comunes para ser más competitivas y generadoras de valor, abiertas a la colaboración con otras cooperativas en materias como la comercialización, la adquisición de inputs, la I+D y los servicios.

También se trata de que dispongan de una estructura de gestión profesionalizada, con una organización solvente y con el grado de capitalización necesario para afrontar retos empresariales.

El Plan Estratégico establece que las cooperativas cuenten con jóvenes y mujeres para garantizar el relevo generacional, que enfoquen sus actividades hacia el respeto al entorno, que apuesten de manera permanente por incorporar la tecnología y que se constituyan en agentes primordiales de dinamización.

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, se reunió el último día del mes de julio con el Comité del Cooperativismo Agrario de Castilla y León, órgano de interlocución y asesoramiento en relación con el movimiento cooperativo.

Durante la reunión, el consejero coincidió en la necesidad de superar los retos estratégicos marcados en el plan, para lo que el propio documento propone 26 medidas de ac-tuación. Entre ellas, para acabar con la atomización se plantea incrementar el volumen de comercialización de los socios en las cooperativas en las que no se exige exclusividad de entregas.

En ese sentido se propone aplicar incentivos económicos por aumentar el porcentaje de entregas y establecer primas por fidelidad. También se establece la fórmula de incentivar la integración de nuevos socios y reducir la aportación a capital social en un porcentaje significativo a los jóvenes y mujeres que se incorporan, así como realizar una prestación de servicios en la explotación del socio, en caso de relevo generacional, para conservar la capacidad de comercialización.

urcacyl-Fernando
Alfredo-Arbeloa-grupo-an
car-cooperativa
Rafael Sanchez, Cobadu
cooperativa Arion
OP Lecha Oveja CyL
Copiso asamblea
Cecilio Odarpi
Jesus-Ramos-Asovino
Cogala
cocetra
ucogal