spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioForrajeLa humedad arruina la alfalfa segada que debía secarse al sol

La humedad arruina la alfalfa segada que debía secarse al sol

La temporada de lluvias que parece no tener fin está beneficiando al cultivo de la alfalfa, aunque ha perjudicado a aquellos agricultores que optan por dejar el producto en el suelo en espera de que alcance el grado óptimo de humedad.

Así lo apunta Armando Caballero, responsable de Herbáceos de Urcacyl, quien señala que quienes tras el primer corte dejaron la alfalfa para que se secara al sol lo tienen “muy difícil” y en algunos casos la recogerán para tirarla, antes de dar el segundo corte.

Los que han acertado han sido los agricultores que han optado por proteger a la alfalfa recogida flejando en plástico los paquetes, “un sistema que en teoría permite conservar la proteína”.

Lo que sí parece asegurado este año es una buena producción de paja, en cantidades similares a 2016.

Por su parte Diego Hernández, de Villarmentero de Esgueva (Valladolid), dio el primer corte a su alfalfa de regadío y la recogió el 14 de mayo, “escarmentado de otros años”. El producto ha descansado en su almacén hasta que ha ido saliendo en dirección a sus destinos, como la deshidratadora de Villalar de los Comuneros o diferentes explotaciones ganaderas.

La situación ha beneficiado a aquellos que recogieron la alfalfa tras el primer corte para su deshidratación. Felipe González, responsable de la planta de Santervás (en la Tierra de Campos vallisoletana), se felicita por haber recogido más del 95% de la producción antes de que regresara la lluvia.

Desde entonces no ha dejado de llover y la planta se ha desarrollado hasta el punto de que el segundo corte, para el que faltan unos diez días, tiene “una pinta espectacular” tanto en secano como en regadío, donde apenas se ha aportado agua. “Un segundo corte de 4.000 kilos por hectárea es un éxito”, destaca González.

Además, ese segundo corte se espera con calidad, con elevada presencia de proteína (por encima del 18%), lo que nos puede llevar a un año de tres cortes en la alfalfa de secano. Si se corta con un 80% de humedad en el suelo “lo normal es que haya un tercer corte que pueda equivaler al segundo de otros años, que puede rondar los 1.800 kilos por hectárea”.

Esto se producirá en los suelos más fuertes, con mayor capacidad para retener el agua, como la propia Tierra de Campos, mientras en otras zonas (como el páramo) se estará ante un año más convencional.

Otros cultivos forrajeros no han tenido tanta suerte. La avena y la veza se han visto perjudicadas por la lluvia, con una fecha de siega que se ha visto retrasada. “Al final obtendremos más kilos de estos cultivos, pero con menos proteína”, señala González.

Este año la veza de secano ha pasado de 8.000 a 10.540 hectáreas solo en la provincia de León. En regadío el cultivo ha pasado de 959 a 2.501 hectáreas.


Fotografía, siega de alfalfa en la comarca palentina de la Ojeda. Autor: José Luis Fraile

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img