spot_img

La publicación agraria líder

lunes, septiembre 26, 2022
spot_img
InicioGanaderíaConsejos para evitar el estrés por calor en el ganado porcino

Consejos para evitar el estrés por calor en el ganado porcino

Controlar la ventilación, regular la dieta y un suministro continuo de agua fresca pueden evitar que los animales sufran estrés en los días más calurosos

Ante la llegada de las altas temperaturas veraniegas, es importante concienciarse sobre el estrés por calor, o termoplejía, un problema frecuente y con impacto grave en el ganado porcino, que es posible prevenir.

Hay que tener en cuenta que los cerdos son animales que no tienen desarrollo de glándulas sudoríparas y sus pulmones son relativamente pequeños respecto a su tamaño corporal, por lo que disponen de una limitada capacidad para eliminar el calor corporal, especialmente durante la época estival.

Algunas de las consecuencias de sufrir estrés por calor son:

  • Disminución del consumo de alimento. Como consecuencia de la disminución de la ingesta de alimento debido al calor, los animales dejan de crecer a un ritmo adecuado, es decir, disminuye la Ganancia Media Diaria (GMD) de peso. Esto hace que se retrase la salida de los animales de las unidades de crecimiento, con los consiguientes problemas logísticos
  • Afectación de aspectos reproductivos, como la viabilidad embrionaria y de los espermatozoides. Además, el calor afecta especialmente a las hembras en producción con la aparición del anoestro o ausencia de celo, lo que conlleva un retraso en el intervalo de destete a celo, y una bajada de la fertilidad y la prolificidad. Como consecuencia, aparece una perdida productiva en las granjas.
  • Depresión y debilidad.

Marcial Marcos, técnico veterinario de MSD Animal Health, ofrece unos consejos para evitar el estrés por calor en cerdos:

  • Es importante que la granja donde se encuentren los animales se oriente de la forma más adecuada para facilitar la ventilación. Además, los techos deben ser altos para evitar el acúmulo de humedad ambiental y calor.
  • Los sistemas de ventilación dinámicos son esenciales en zonas de altas temperaturas, dado que permiten movilizar el aire y enfriarlo.
  • Existen otras medidas complementarias, como plantar árboles que den buena sombra en verano alrededor de las granjas para disminuir la radiación solar, o la aspersión de agua dentro de la granja para refrescar a los animales.
  • Algunos nutricionistas recomiendan regular la proteína de la dieta, sobre todo en las cerdas, para generar menor energía metabólica. Se debería complementar la dieta para mantener una buena lactancia.
  • En la presentación del pienso, en lugar de suministrar harina es mejor dar el alimento en gránulos finos, lo que previene el incremento de calor metabólico.
  • Suministro de agua limpia y fresca. El agua es fundamental, por lo que se debe asegurar que esté siempre por debajo de los 20ºC. Además, se pueden agregar sales para que los animales consuman más agua.

Siguiendo estos consejos, podemos evitar que los animales sufran en verano y asegurarnos de que dispongan de una buena salud durante todo el año, que también repercutirá en la salud humana y en la salud medioambiental.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img