spot_img

La publicación agraria líder

domingo, noviembre 27, 2022
spot_img
InicioGirasolEl girasol en Castilla y León, ni bueno ni malo

El girasol en Castilla y León, ni bueno ni malo

No ha sido lo que prometía. El girasol, que en julio se presentaba como el salvador del año ha tropezado con la falta de agua de última hora. “Agosto y septiembre se lo han cargado”, comenta un agridulce Carlos Blanco, de Koipesol. A pesar de todo, el traspiés no ha impedido que haya sido de lo mejor de la explotación agrícola esta aciaga campaña.

Falta por cosechar bastante en Soria, de manera que restará aproximadamente el 20% de toda la producción de Castilla y León.

Donde aparentaba bien no ha sido para tanto al final. Y donde ya estaba mal hace dos meses tampoco ha habido mejoras. En malas parcelas ha habido producciones de entre 300 y 400 kilos por hectárea, que han llegado a los 1.000 kilos en las que engañaban con dar casi el doble. “La medias han sido inferiores a lo esperado”, resume Blanco.

No solo hay merma en la báscula. También el contenido graso de la pipa ha descendido. Es habitual que la grasa vaya a menos cuando el peso específico de la semilla cae. “Medio ha cumplido a pesar de un año tan criminal. Podía haber sido hasta bueno”, se consuela el de Koipesol.

En tierras zamoranas la cosecha de girasol “no ha sido mala”, comenta Crespo. Si hubiera llovido quince días antes de que lo hizo “hubiera sido mejor”. A pesar de todo, con el agua de última ahora se arregló bastante.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img