spot_img

La publicación agraria líder

martes, diciembre 6, 2022
spot_img
InicioGirasolItacyl ofrece una serie de recomendaciones para el cultivo de girasol

Itacyl ofrece una serie de recomendaciones para el cultivo de girasol

Castilla y León es la comunidad autónoma con más superficie cultivada de girasol, con 280.000 toneladas de pipa cosechadas en la última campaña.

Aunque aún es pronto para saber la superficie que tendrá el cultivo este año, las perspectivas son buenas y el Itacyl ha ofrecido una serie de recomendaciones para sacar adelante esta producción con garantías:

-Elegir el ciclo adecuado. En Castilla y León, preferentemente, variedades de ciclos cortos y medio-corto.

-Preparar el suelo adecuadamente: la planta, como casi todos los cultivos de primavera, crece en un periodo muy corto, por lo que no tener un buen lecho de siembra puede perjudicar el futuro desarrollo.

-Evitar suela de labor, la raíz del girasol es pivotante y necesita condiciones para buscar la máxima profundidad para extraer agua y nutrientes.
Si es posible, realizar un análisis de suelo que incluya textura y pH.

-En suelos arcillosos menos profundidad de siembra que en suelos arenosos.

-Evitar suelos que puedan encharcarse, pues perjudica mucho a la planta.

-Tener en cuenta la humedad del terreno: si está húmedo la profundidad de siembra algo menor.

-El periodo entre siembra y nascencia será menor si la temperatura es alta; tenerlo en cuenta si se siembra con temperaturas bajas.

-Con temperaturas entre 16 y 25ºC, las producciones de pipa y el contenido graso mejora sustancialmente.

-Si se puede, sembrar lo antes posible; así conseguiremos que el principio de floración no coincida con las épocas de más calor y poder cosechar antes, lo que permitirá tener la parcela disponible para el siguiente cultivo.

-Si elegimos sembrar antes, comprobar que otras parcelas cercanas también lo hacen; si somos los primeros en tener la inflorescencia completa podemos tener un ataque importante de pájaros.

-Si sembramos un girasol alto oleico, tener cuidado con los cruzamientos de polen de parcelas contiguas que no sean alto oleico, pueden fecundar a éstas y bajar el contenido en oleico.

-Las densidades de siembra recomendadas son las necesarias para obtener 50.000 plantas/ha en secanos áridos, 60.000 plantas/ha en secanos frescos y 85.000 plantas/ha en regadío.

-El 70% del nitrógeno y fósforo se extrae antes de la floración.

-Saber que por cada 1.000 kg/ha de producción se extraen 40 unidades de nitrógeno, 20 unidades de fósforo y 30 unidades de potasio, por lo que hay que ajustar el abonado a la producción esperada, teniendo en cuenta lo que nos aporta el suelo.

-Desterrar la idea del que el girasol no se abona.

-El fósforo, por su poca movilidad, hay que procurar incorporarlo lo más cercano a la semilla.

-Saber que en suelos de pH elevado y poca materia orgánica suele haber carencia de fósforo y magnesio.

-En el girasol es recomendable la aplicación de boro, por ser un microelemento esencial para el desarrollo foliar.

-El periodo clave del girasol es la floración, en ese periodo no debe tener carencia de fertilizantes y agua.

-En regadío, hay que regar en las épocas críticas que son: nascencia, crecimiento, botón floral y final de floración.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img