spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 29, 2022
spot_img
InicioOtros CultivosCultivadores de leguminosas reclaman normas en fitosanitarios más acordes

Cultivadores de leguminosas reclaman normas en fitosanitarios más acordes

En la campaña 2014-2015 se sembraron 15.400 hectáreas de leguminosas de consumo humano (alubias, garbanzos y lentejas)
La tertulia ‘Lentejas para Departir’, celebrada en el Gastrobar Tierra de Sabor, y organizada por el Consejo Regulador de la IGP Lenteja de Tierra de Campos, abordó las principales repercusiones de la Política Agraria Comunitaria en los cultivos de leguminosas.

Planteó también la necesidad de invertir más en investigación para lograr variedades más rentables y de relajar la normativa en materia de fitosanitarios. De ello se encargaron el jefe del Servicio Territorial de Agricultura de la Junta de Castilla y León, José Félix de la Cruz, el investigador del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, Manuel Rodríguez, el agricultor cultivador de leguminosas en el valle del Esgueva, Pedro Yustos, y el responsable del Área de Cultivos de la cooperativa AGROPAL, Urbano Blanco.

Sobre la mesa se puso una radiografía de la situación actual de las leguminosas, un cultivo minoritario en Castilla y León. En La campaña 2014-2015 se sembraron tan solo 15.400 hectáreas de leguminosas de consumo humano (Alubias, garbanzos y lentejas). El 38% de esta superficie está acogida a alguna de las 6 figuras de Calidad que, como la IGP Lenteja de Tierra de de Campos, existen en la Comunidad autónoma.

Además, si en la Comunidad autónoma se siembran pocas legumbres, a nivel estatal ocurre lo mismo, tan solo hay 80.000 hectáreas de legumbres de consumo humano. Y eso que España es un país muy deficitarios en lentejas, ya que se consumen unos 70 millones de kilos y apenas se producen 15 millones de kilos.

En este escenario la PAC contempla ayudas de hasta cien euros por hectárea que se bareman en función de lo que se siembra, pero contemplando únicamente las legumbres que están dentro de una Indicación Geográfica Protegida.

Y aunque nadie puso en duda la necesidad de estas ayudas, para mantener estos cultivos, Pedro Yustos advirtió sobre la situación que se plantea a los agricultores que cultivan sus legumbres fuera de una IGP, como la de la Lenteja de Tierra de Campos, y que en muchos casos “optan por otros cultivos, como la veza, que si tienen ayudas, e incluso se pagan mejor”. Lo que redundaría en una reducción de la superficie cultivada de legumbres y a su vez en una caída de las producciones. Y es que, en su opinión tanto la normativa comunitaria como la continua prohibición de fitosanitarios están haciendo inviables los cultivos de leguminosas.

Y es que la Unión Europea retira constantemente materias activas, que están en la base de muchos herbicidas, sin que haya antes un sustituto. De hecho de las 800 materias activas que había hace unos años, ahora hay 200, y aunque “algunas se eliminan por problemas medioambientales, la mayoría es por intereses empresariales.

Como explicaba el investigador del ITACyL, Manuel Rodríguez, en ocasiones “la normativa es tan estricta que a las empresas comerciales no les interesa defender esos componentes”. Sobre todo cuando las empresas se mueven por criterios de rentabilidad y “la puesta en el mercado de cualquier producto supone un proceso de investigación muy largo y costoso que no van a invertir en cultivos minoritarios”, apuntó el jefe del servicio Territorial de Agricultura. De hecho, como añadió Urbano Blanco, de Agropal, los fabricantes de fitosanitarios “primero piensan en un producto, luego estudian el mercado, y si no es rentable, no lo fabrican”.

El problema es, como indicó también Yustos, que los fitosanitarios son necesarios, “porque si no se usaran, cogeríamos producciones tan pequeñas que no podrían alimentar a la población”. Así las cosas y con una normativa tan restrictiva en materia de fitosanitarios, este cultivador de leguminosas advirtió que “entre que no hay productos y que cada vez aparecen más resistencias, vamos a tener que dejar de ser agricultores”, convencido de que “los fitosanitarios va a afectar a la rentabilidad de estos cultivos, y los agricultores van a optar por otros”.

Por eso, los tertulianos insistieron en que la supervivencia de estos cultivos depende en gran medida de las ayudas europeas, y de unas políticas que los protejan. Necesidad que choca frontalmente con el escaso peso que tienen en las decisiones de la Unión Europea los principales países productores de leguminosas, España, Portugal, Grecia e Italia. En gran medida también por las bajas producciones que se ponen en la misma balanza que otros cultivos.

De ahí la importancia de la investigación en este sector, porque, como señaló el representante de la Junta, no se han destinado los recursos suficientes para tener unas leguminosas tan rentables y productivas como la soja, por ejemplo. Por eso sostuvo que “falta investigación” en este sector, y que hay que potenciar la I+D para conseguir llegar a altas producciones de leguminosas con un grado de mecanización importante y una buena rentabilidad.

“Hay que conseguir variedades que aguanten la climatología y el terreno”, señaló. Una necesidad que se topa de nuevo con la realidad: la investigación es muy costosa y las empresas no invierten en cultivos con producciones pequeñas.

Frente a eso, Urbano Blanco, apuntó a la búsqueda de otros cultivos de leguminosas para rebajar las importaciones de soja y habló de los ensayos que está haciendo la cooperativa Agropal con el arvejón, con el que están consiguiendo producciones similares al guisante, sin usar herbicidas, y con una resistencia absoluta a la bacteriosis y al pulgón.

Además de proponer un cambio de filosofía en la mentalidad de los agricultores: “tenemos que empezar a vender antes de producir”, aseguró, lamentando que todavía en España “no estemos acostumbrados a que una empresa nos pida suministros regularmente y a garantizarselos”. Además “el consumidor pide uniformidad y debemos ser capaces de dársela”, zanjó José Félix de la Cruz.

Tercera tertulia 'Lentejas para departir'

La presencia de la Lenteja de Tierra de Campos y de otros cultivos en la gastronomía centrará la próxima tertulia ‘Lentejas para departir’, que se celebrará el viernes 27 de noviembre en el Gastrobar Tierra de Sabor.

Participarán Antonio Cordero, profesor del ciclo formativo de Cocina y Gastronomía en el Instituto de Enseñanza Secundaria Virgen de la Calle de Palencia; Enrique de Prado, consejero delegado de la empresa Selectos de Castilla S.A; Fernando Franco Jubete y Santiago de Castro, vicepresidente y secretario de la Academia de Gastronomía de Castilla y León, respectivamente; y Víctor Manuel Carranza, cocinero de Micopal.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img