spot_img

La publicación agraria líder

sábado, enero 28, 2023
spot_img
InicioOtros CultivosEl calor aboca a los bajos rendimientos en maíz, girasol, patata y...

El calor aboca a los bajos rendimientos en maíz, girasol, patata y viñedo

El precio de la patata oscila entre los 12,5 céntimos de la jaerla y los 20, o más, de variedades que dan buen lavado. Incógnita sobre cómo acabará afectando el calor estival al maíz, mientras muchas parcelas de girasol quedarán sin recoger
Las escasas tormentas de septiembre se han repartido de forma irregular y no han servido para compensar el efecto de las altas temperaturas del verano. 2015 es un año de adelanto del ciclo vegetativo y bajos rendimientos. Así sucede en el caso del maíz, aunque está por ver cómo afectará al rendimiento ahora que la planta se encuentra en pleno granado. José María Santos, de Urcacyl, apunta una gran desigualdad del cultivo, incluso dentro de la misma parcela.

Algo parecido sucede en el caso del girasol, con un panorama general de plantas exhaustas y bajas producciones. En muchas parcelas no será rentable cosechar, lamenta Santos.

La patata, sin agobios

La patata se seguirá arrancando hasta principios de octubre, con un mercado que se comporta de forma diferente en función del destino que tenga el tubérculo.

En Salamanca se ha arrancado un 30% de la producción, con una demanda algo lenta para variedades como fábula o silvana, que se destinan a saco o a ofertas para un segundo lavado. Segovia también ha sacado menos del 40% de su patata, pero en esta ocasión porque el arranque comenzó más tarde. Ahora las máquinas están trabajando de continuo.

La provincia de Valladolid tiene las labores algo más avanzadas y ya se ha sacado de la tierra en torno a un 70%, como apunta el presidente de Asopocyl, José Ramón Aguado, para quien el mercado absorbe las producciones sin agobios y el agricultor “está trabajando sin presión”, arrancando y vendiendo. Eso sí, está ayudando que haya una menor superficie sembrada y unos rendimientos sensiblemente inferiores a los del año pasado. También el que Castilla y León sea ahora mismo la única zona productora que está arrancando en España.

Los precios oscilan entre los 14 céntimos de algunas zonas de Salamanca y los 23 de la patata que da buena calidad para lavado, mucha de ella cultivada en Segovia. Entre ambos extremos hay una franja de patata de calidad que se paga entre los 17 y los 19 céntimos. Desde Urcacyl, mientras tanto, se apunta que la jaerla se está pagando a 12,5 céntimos, la red scarlet a 14 y variedades como la agria o la monalisa, a 18 y 20 céntimos.

La remolacha, correcta

Miguel Ángel Catalán, del departamento de cultivos de ACOR, señala que la remolacha estaba bastante adelantada a principios del verano, pero que las altas temperaturas frenaron el crecimiento. De este modo, el cultivo se encuentra prácticamente igual que el año pasado por estas fechas.

La raíz tiene algo más de peso que entonces, si bien ambos años se equiparan en lo que a la polarización se refiere. El desarrollo de la raíz es muy importante en estas fechas, con crecimiento de varios kilos y un incremento de la riqueza en más de un grado.

Baja el precio de la alfalfa

El precio de la alfalfa ha bajado seis euros por tonelada en la Lonja de León, hasta los 186, al mismo tiempo que la veza para forraje ha subido otro tanto, hasta 144 euros. Este movimiento responde a la crisis del sector lácteo, con muchos ganaderos que prefieren sustituir un alimento más completo, como la alfalfa, por la veza.

El precio de la uva

El adelanto es más que evidente en el caso del viñedo y la mayoría de las comarcas prevén una vendimia anticipada. La uva está más pequeña, sin problemas de sanidad. Desde la DO Rueda reconocen que todavía es “complicado” saber cuánta uva va a llegar a las bodegas, aunque se prevé un descenso de la cosecha de cuatro o cinco millones de kilos. La vendimia dio comienzo para la variedad sauvignon blanc el 26 de agosto y para la verdejo, cinco días más tarde.

Las bodegas ya consolidadas de la DO están pagando la uva en torno a 70 céntimos el kilo, y en ocasiones por encima de esa cantidad ante el empuje de las bodegas nuevas, que aún no han fidelizado su relación con los viticultores de la zona. Algunos productores están recibiendo hasta 80 céntimos, y es que la menor producción de este año y la escasez de botellas en stock dibujan un escenario favorable para el viticultor.

En la Ribera del Duero se registra un ligero adelanto, aunque aún es pronto para fijar una fecha de vendimia. El 5 de septiembre era la fecha tope para realizar el aclareo de racimos.

La uva también está muy sana en la DO Cigales, cuya directora técnica, Águeda del Val, apunta que los racimos están bien cuajados, si bien necesitarían agua para que el fruto creciera algo más. Esta necesidad es más acuciante para las uvas destinadas rosado, que requieren un grado por debajo de 12,5.

Las destinadas a tinto, por el contrario, se encuentran en perfecto estado para servir de base a tintos con crianza. La fecha señalada para iniciar la vendimia para rosado es el 15 de septiembre, aunque en caso de que llueva se puede retrasar.

También en Toro la vendimia comenzará de manera generalizada a mediados de septiembre, aunque algunas bodegas empezarán a recoger pequeñas cantidades de uva a partir del día 7.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img