spot_img

La publicación agraria líder

lunes, diciembre 5, 2022
spot_img
InicioOtros CultivosEl cultivo de la alubia cobra impulso en el Carrión

El cultivo de la alubia cobra impulso en el Carrión

La Feria de la Alubia de Saldaña se celebra el 21 y 22 de octubre y pondrá a la vista de todos la excelencia gastronómica de esta legumbre. También hay demostraciones de las faenas tradicionales del producto, además de que los artesanos locales sacan a la venta sus elaboraciones de embutidos, quesos, encurtidos y otros. Es el verdadero estilo de vida de una tierra el que se muestra sin ningún disimulo

El otoño lleva caminando ya cerca del mes. El calor estival pasa rápido al recuerdo con el relevo que llega por temperaturas más bajas. El cuerpo agradece cambiar el tenedor por la cuchara, al menos para los primeros platos. Las ensaladas ligeras por las legumbres. La alubia blanca de riñón -la más conocida de las de Saldaña- es una imagen que reta con agrado a casi todos en el momento de reponer fuerzas.

La Feria de la Alubia de Saldaña ha tomado el relevo de la tradicional de Santa Úrsula, dedicada al ganado desde el siglo XIX. Se celebrará los días 21 y 22 de este mes de octubre. El alcalde de la localidad, Gerardo León, enfatiza que los habitantes de la comarca “son los primeros que se vuelcan con la feria”.

Las mujeres de la asociación de San Martín del Obispo suelen encargarse del apaleo de la alubia y explican paso a paso cómo se limpiaban antes. Gusta mucho tanto a mayores que recuerdan tradiciones de antes como a la gente joven, que ve por primera vez cómo eran este tipo de labores del campo.

La Diputación de Palencia respalda tanto la propia alubia de Saldaña como la feria y también a algunas empresas vinculadas a la legumbre con la marca Alimentos de Palencia. Esta figura garantiza la calidad de los productos y servicios de quienes están adheridos a ella.

En la carpa instalada para el evento es posible –incluso recomendable- comprar la renombrada alubia y también alguno de los demás productos artesanales relacionados con ella que allí se muestran a disposición de los visitantes: embutidos, quesos, encurtidos, otras legumbres y más. Esta iniciativa municipal se deja ver en el impulso que recibe el cultivo, la venta, el consumo y la promoción de la alubia de Saldaña, “que tiene fama en muchos lugares”.

Asimismo, forma parte del carácter de la gente de la tierra: “Es una forma de exportar trabajo bien hecho. Esta alubia es un producto rentable y cardiosaludable; con muchas virtudes. Es un estilo de vida”, apunta el alcalde.

En el día a día

Gerardo León lamenta que haya pocas empresas dedicadas a esta actividad industrial, quizá porque el cultivo no es de PAC. “Son menos de las que nos gustaría”, lamenta. Como contrapartida, son muchas las personas que cultivan la alubia de Saldaña en su casa. En este caso, no tiene una finalidad comercial, pero esta legumbre es tal delicia gastronómica que supone siempre un valor seguro en las comidas familiares y de grupos de amistades.

Las más características son la alubia blanca de riñón y la alubia pinta. La primera es de tamaño medio, con un gran poder de absorción de agua durante el remojo por lo que aumenta considerablemente su tamaño. Resulta tremendamente aromática. “En boca presenta un sabor único y la gente mayor dice qué le recuerda a los sabores de antes, no se nota la piel. Estos y otros factores le proporcionan una gran calidad sensorial”, indica el socio propietario de Leguminor. Es una empresa artesana ubicada en la vega de Saldaña que selecciona, envasa y distribuye legumbres.

La pinta de Saldaña es de forma redondeada y tamaño medio con manchas vinosas y fondo rosado. De un sabor característico e intenso aroma, quienes las saborean dicen que su sabor es único. Y tiene gran tradición en la zona.

La comarca de Saldaña está situada a unos 900 metros de altitud, con una variación de temperatura a lo largo del día muy alta y tiene aliados a elementos tan naturales como el clima, el agua y la tierra que, según los expertos, forman un pequeño microclima que lo hace especial para este cultivo. Un dicho popular dice que “alubias del río Carrión las mejores de la región. Y si son de Saldaña; las mejores de España“.

Un cultivo recuperado

La alubia en Saldaña siempre fue un cultivo muy importante para la zona. En los años ochenta prácticamente desapareció. La creación de Leguminor en 1998 fue para para intentar recuperarlo. “Hoy, aunque en pequeñas cantidades, la alubia de Saldaña se va haciendo un hueco en el mercado donde cada vez va siendo más conocida y apreciada”, apunta Calvo. Leguminor las presenta en saquitos de tela cosidos a mano en diferentes formatos: de medio, uno y diez kilos. Los hay de veinticinco kilos para tiendas de alimentación y restauración. Leguminor está en la marca de la Diputación Alimentos de Palencia.

Buena promoción

“La Feria de la Alubia de Saldaña, para la comarca, supone un importante escaparate para darla a conocer y una buena manera de promocionar tanto la alubia como muchos de los productos de Alimentos de Palencia que asisten. También para los agricultores es un atractivo ver que hay otra alternativa a los cultivos masificados y que pueden ser un interesantes”, significa Calvo.

En Leguminor disponen de unas instalaciones adecuadas para realizar el proceso desde su limpieza, selección, desinfectado mediante frío y envasado. Así la alubia está lista para la posterior distribución.

Las alubias de Saldaña Leguminor van dirigidas a pequeñas tiendas de alimentación, tiendas gourmet y a la restauración en general. Lacomercializan directamente y a través de distribuidores.

 

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img