spot_img

La publicación agraria líder

domingo, mayo 29, 2022
spot_img
InicioOtros CultivosEl mercado de abonadoras usadas, al alza en Castilla y León

El mercado de abonadoras usadas, al alza en Castilla y León

Ignacio Ruiz, secretario general de Ansemat
La venta de maquinaria para fertilización en España crece desde 2013. Han aumentado sobre todo las compras de aperos suspendidos para abonos minerales y los esparcidores de purines. Las máquinas arrastradas y esparcidores de estiércol tienen menos demanda

La evolución del mercado de maquinaria para fertilización en España muestra a nivel agregado una tendencia positiva desde 2013, aunque si analizamos los datos por tipos de máquinas encontramos visibles diferencias entre unas y otras. El tipo de fertilizante y, sobre todo, su precio condicionan el mercado a corto y medio plazo de las máquinas que distribuyen abonos minerales u orgánicos. Pero también otros factores, como son la legislación aplicable a vehículos agrícolas y el progreso técnico, y el aumento de la potencia media de los tractores, aparecen como aspectos que condicionan el avance de las máquinas suspendidas.

Analizando los datos de inscripciones desde 2011 hasta septiembre de 2015, se observa que las máquinas suspendidas para fertilizantes minerales muestran la tendencia positiva más clara, seguidas de cerca por los esparcidores de purines, que han frenado su crecimiento desde 2014 y presentan un crecimiento menor del esperado. Por otro lado, las maquinas arrastradas para fertilizantes minerales y los esparcidores de estiércol están sufriendo una reducción de su mercado, y no consiguen superar los efectos provocados por la crisis.

La optimización de la distribución del fertilizante así como el aumento de la capacidad de trabajo de los equipos -no se sabe si el aumento de la potencia de los tractores es por lo tanto causa o efecto- han propiciado el aumento de equipos suspendidos; y por otro lado, la cada días más estricta legislación medioambiental influye en la utilización de equipos para fertilizantes orgánicos con dispositivos que minimizan la contaminación de suelos y aguas.

A la baja por regiones

Estas diferencias también se producen entre comunidades autónomas y, aunque los factores deberían ser más generales, queda claro que las distintas producciones y precios de los cultivos en estos dos últimos años han provocado que ciertas regiones, como Castilla y León, muestren tendencias a la baja en el mercado, mientras que en otras el mercado es creciente.

La renta agraria es el factor económico más importante a la hora de plantear nuevas inversiones, y obviamente modifica la tendencia del mercado de maquinaria. Si el de equipos nuevo desciende, seguramente es debido a la reducción de la renta y tendrá como consecuencia un aumento del mercado de equipos usados.

Y en el caso concreto de Castilla y León es precisamente lo que está ocurriendo; mientras que en España el mercado de abonadoras usadas muestra una tendencia estable pero en crecimiento, en Castilla y León la tendencia de crecimiento es mucho más marcada, pasando de las diez o doce unidades mensuales de media hasta las cerca de treinta actuales.

En lo que respecta a los tipos de máquinas nuevas, en Castilla y León se mantienen estables -aunque con un mercado pequeño- los esparcidores de estiércol y de purines. Los distribuidores de abonos minerales siguen una tendencia negativa, aunque estable si la comparamos con la caída del mercado hasta 2013.

A la vista de los datos generales, la demanda está respondiendo bien a las mejoras tecnológicas que presentan los nuevos equipos de fertilización, que permiten optimizar el aporte de fertilizantes minimizando la contaminación medioambiental. Esto supone dos beneficios directos por reducción de los costes derivados del uso de insumos ya que la distribución se realiza correctamente, y esto tiene una externalidad positiva al no aportar dosis excesivas al suelo y al agua.

Pero no siempre es posible invertir en equipos nuevos a pesar de los beneficios que conlleva para la rentabilidad de la explotación, y hay que trabajar en propuestas que ayuden al agricultor a modificar su inversión.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img