spot_img

La publicación agraria líder

sábado, enero 28, 2023
spot_img
InicioOtros CultivosEspaña, Francia e Italia se enfrentan a la entrada de ajo “sin...

España, Francia e Italia se enfrentan a la entrada de ajo “sin control”

Aunque a petición del sector la Comisión Europea ha contemplado una excepción transitoria hasta finales del 2017, productores y comerciantes europeos exigen que se mantengan los certificados B, que garantizan el control sobre la entrada de ajo de terceros países
Recientemente se ha reunido en Toledo el Grupo de Contacto Ajo del Comité Mixto, órgano de diálogo, consulta y cooperación creado en 1997 entre los gobiernos y organizaciones agrarias representativas de la producción y el comercio, integrado en la actualidad por España, Francia e Italia, para abordar la situación del sector así como afrontar nuevos retos.

Durante la reunión han estado presentes el consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; el presidente de la Mesa Nacional del Ajo, Julio Bacete; el vicepresidente de la Asociación Nacional de Productores y Comercializadores de Ajo (ANPCA), José Antonio Corell, y miembros de las delegaciones de Francia e Italia, como la presidenta de ANIAL, Christiane Pieters.

Los temas que se han abordado durante la mañana de hoy se han estado centrados, por un lado, en informar de las previsiones siembra en la presente campaña, así como la situación de los certificados de importación B, a cuya eliminación se opone el sector.

Previsión de un 5% de incremento de siembras

El presidente de la Mesa Nacional del Ajo, Julio Bacete, ha explicado que en esta campaña, “se estima un ligero aumento de las superficies respecto al año pasado, en torno al 5%, teniendo en cuenta las siembras realizadas y las que se encuentran pendientes”.

Además, se ha analizado la situación de precios en origen y mercados a nivel local e internacional, constatándose que ha habido una notable recuperación de los mismos tanto en remuneración a los productores como en la posición salida de almacén, aunque los consumidores han seguido pagando altos precios por el ajo.

Mantenimiento del certificado B

En cuanto a las licencias B, Bacete ha explicado que “es un sistema en el que confiamos y que queremos se mantenga, ya que para nosotros supone un control exhaustivo de las importaciones, no cambiandolo por otro del que tenemos dudas de su eficacia”. Julio Bacete ha matizado que el reto del sector del ajo sigue siendo “ofrecer garantía y seguridad alimentaria con la que contamos ahora”.

En este sentido, el Grupo de contacto ha acordado presentar un documento conjunto ante al Parlamento Europeo, para que el ajo tenga la misma consideración que la han tenido productos como el alcohol etílico, el arroz, el azúcar, el cáñamo, considerados específicos, y que mantienen el sistema de certificados B, ya que es fundamental evitar fraudes en las importaciones, como ha sucedido en el pasado.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img