spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioOtros CultivosLa veza, cada vez más rentable

La veza, cada vez más rentable

El mercado demanda este forraje, que puede desarrollarse en secanos donde muchos
otros cultivos son incapaces de alcanzar el mismo rendimiento económico. Aporta nitrógeno a la tierra, lo que mejora las producciones en la rotación siguiente
Foto: Campo de veza. Óscar del Amo

La veza es un cultivo que gana adeptos una campaña detrás de otra. Las ventajas agronómicas de esta leguminosa, estoica en lo agronómico, y la obligatoriedad de rotar siembras impuesta por la nueva PAC juegan a su favor. Las crecientes ventas de forrajes a otros países también favorecen el incremento de estas superficies.

Aporta nitrógeno al suelo de forma natural, a través de los nódulos de su raíz. Y necesita poca agua, ya que un potente sistema radicular permite que el cultivo acceda a una humedad a la que otras plantas no alcanzan. Lo mismo sucede con los nutrientes, de los que la veza saca un aprovechamiento máximo; hasta el punto de que son muchos los productores que no abonan la parcela en la campaña en la que toca esta leguminosa en la rotación. Los cultivos forrajeros son una alternativa rentable a los bajos precios del cereal, apunta la gerente de Semillas Columbia, Henar Arranz.

El agricultor no debe hacer las cuentas solo en esa campaña, sino en el cómputo del ciclo de rotación por las ventajas agronómicas que aporta en los siguientes cultivos. Es una excelente opción para controlar malas hierbas como el bromo. La veza se siega como forraje, junto al bromo, antes de que la adventicia haya tenido tiempo de esparcir la semilla. De esta forma la parcela queda libre de la infestación sin necesidad de utilizar fitosanitarios específicos.

Leer el artículo ‘Veza: Una cosecha meticulosa’

Un manejo sencillo

En cuanto a los trabajos que requiere, no hay ninguno que esté fuera del control del agricultor castellanoleonés. Hay que remover el terreno, quitar las malas hierbas, y sembrar. Después de la sementera es muy recomendable pasar un rodillo que aplane la superficie de la finca, para evitar que el peine de la cosechadora, que debe ir lo más a ras de suelo posible, tropiece con algún obstáculo. Después resulta conveniente aplicar un herbicida sellante. En invierno tampoco está de más suministrarle un abono complejo.

Ya en primavera, hay que controlar los insectos parásitos (pulgón), es posible que sea necesario tirar un herbicida de postemergencia y, a continuación, un abono foliar que ayude a que la planta se recupere del estrés que le ocasiona el tratamiento contra las malas hierbas, según recomienda la experta de Semillas Columbia.

Más profesional

Aunque las producciones en el secano no fueron grandes durante la campaña pasada, los buenos precios compensaron los esfuerzos de unos productores que cada vez son más profesionales, tal como destaca Felipe González, gerente de la Compañía Forrajera de Castilla y León (Cofocyl), ubicada en Santervás de Campos (Valladolid).

Los precios medios rondaron los 120 euros por tonelada de veza y 150 euros para la alfalfa.“La calidad de las producciones de veza han dado un giro total en solo tres años”, señala. Algunas vezas han acreditado hasta un 20% de proteína; algo impensable hace nada, cuando la mayoría de las pruebas estaban alrededor del 12%.

El productor cada vez siembra más semilla pura, y extrema los cuidados del cultivo aplicando los tratamiento necesarios. Así, los precios también han ido hacia arriba, desde 74 euros por tonelada, hasta los 120 actuales. “Porque lo vale”, remacha el gerente de Cofocyl. “La veza es ahora el producto estrella de los ganaderos”, insiste.

Respecto al regadío, González apunta que los buenos precios han ayudado también a que el agricultor no haya escatimado en cuidados, de manera que la media de producción se ha incrementado dos toneladas por hectárea, hasta llegar a las 16. Y en muchas explotaciones, además, ahora hay más terreno dedicados al forraje.

Las previsiones del gerente de Cofocyl son que esta campaña se incremente la superficie dedicada a la alfalfa, mientras que la de veza se mantendrá después de que creciera considerablemente el año pasado. Las exportaciones de forraje de Castilla y León a Emiratos Árabes están consolidadas, e incluso van en aumento. Poco a poco, se va haciendo hueco en el mercado chino, que en un principio se mostró reticente a comprar alimento deshidratado para su ganado.

Estaba habituado a la alfalfa en rama americana, pero esta barrera cultural cada vez es menor, una vez que se demuestra en la producción ganadera que el forraje español es de la mejor calidad.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img