spot_img

La publicación agraria líder

sábado, septiembre 24, 2022
spot_img
InicioOtros CultivosUna agricultura de nueva generación

Una agricultura de nueva generación

La compañía Fertiberia pone en el mercado NGreen, un fertilizante líquido de cobertera diseñado para compensar las principales carencias detectadas en el campo español. Incluye nitrógeno y azufre de suministro continuo, lo que permite una asimilación simultánea

José Ángel Cortijo, Responsable de Zona Noroeste de Fertiberia

Una de las mejores aportaciones que la agricultura ha realizado al conjunto de la economía española ha sido la profunda transformación que ha experimentado en los últimos años. El agricultor de 2015 es con carácter general un verdadero profesional, plenamente consciente de que debe dirigir sus esfuerzos a asegurar la rentabilidad del cultivo. De forma paralela, los cultivos son mucho más productivos de lo que eran hace dos décadas. Pero también son más exigentes.

La compañía Fertiberia puede presumir de ser testigo privilegiado de esa transformación, pues así lo revela la amplia base de datos de la que dispone gracias a los análisis, de suelos y cultivos, desarrollados desde el año 1968. Esta realidad permite a la compañía conocer los puntos fuertes del campo español, pero también -y sobre todo- sus carencias. De ahí el desarrollo de un producto como NGreen, concebido a partir de esas debilidades para afrontarlas y sacar el máximo partido a los suelos de nuestro país, y de forma singular de Castilla y León.

El NGreen es un fertilizante líquido de cobertera de gran versatilidad; es apto para todo tipo de suelo y está especialmente indicado para suelos calizos.

Se trata de un producto nitrogenado que incluye los tres tipos de nitrógeno (nítrico, amoniacal y ureico), lo que permite dar a la planta una alimentación permanente. Como técnico, me gusta decir que estamos ante un nitrógeno de ‘dos velocidades’ puesto que el nítrico se asimila a corto plazo, mientras que el amoniacal y el ureico se asimilan a medio plazo. De este modo, en determinados suelos y cultivos puede ser utilizado en una sola aplicación al inicio del ahijado.

Mientras tanto, en cultivos exigentes como el maíz se puede aplicar en varios momentos a lo largo del ciclo, permitiendo su máximo aprovechamiento por el cultivo, y por tanto la aplicación de dosis más ajustadas. De forma paralela, el azufre que incorpora NGreen es también de dos velocidades, de modo que se asimila al mismo tiempo que el nitrógeno, lo que permite una sinergia entre la absorción del nitrógeno y la del azufre, y con ello consigue una mayor eficiencia del producto.

Ese azufre, propio de la compañía, cumplirá mejor su función de aumentar el porcentaje de proteína de la planta, y de la grasa en el caso de las oleaginosas. Esa asimilación simultánea de nitrógeno y azufre aporta una serie de ventajas para el cultivo, como un arranque equilibrado o ralentizar la nitrificación, lo que permite un mayor aprovechamiento del nitrógeno y facilita la disponibilidad de los micronutrientes del suelo.

Otras ventajas del nuevo fertilizante residen en que moviliza el fósforo y el potasio del suelo, lo que aumenta la tasa de transformación de la materia orgánica presente.

El campo también presenta una cierta carencia de magnesio, que a juicio de nuestro departamento técnico es uno de los principales factores limitantes a la hora de obtener los máximos rendimientos. Como sabe el lector, este elemento es esencial en la molécula de clorofila y presenta dificultades de absorción en presencia de cantidades relevantes de potasio. Por eso NGreen se ha diseñado para elevar la presencia de magnesio en nuestros suelos.

Honestamente, consideramos esta novedad muy positiva para el campo de Castilla y León, y nos enorgullece poder ofrecerla como fruto de una labor investigadora de décadas.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img