spot_img

La publicación agraria líder

domingo, junio 26, 2022
spot_img
InicioPatataEl Plan Estratégico de la patata apuesta por un sector más profesional

El Plan Estratégico de la patata apuesta por un sector más profesional

La comunidad contará con una marca colectiva para la Patata de Castilla y León. La futura Ley Agraria regional facilitará la creación de una organización interprofesional para aglutinar al sector.
El cultivo de la patata tendrá un papel protagonista dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020, que incluirá un nuevo Plan Estratégico de la Patata tras el buen resultado cosechado por el que estuvo vigente en el periodo 2010-2013.

Así se señala en el último Boletín de Información para el Sector de la Patata en Castilla y León, que acaba de publicar la Consejería de Agricultura y Ganadería y donde se adelanta que el objetivo del programa será profesionalizar el sector. Para ello se dará prioridad a los agricultores profesionales del cultivo y a los jóvenes de nueva incorporación.

Los ejes prioritarios de actuación serán los de la formación -que contempla la transferencia de conocimientos y acciones de información y de asesoramiento al sector-, estructuras productivas -donde se recoge el apoyo a las explotaciones y a las industrias, y se potenciarán prácticas culturales ligadas con el medio ambiente y la agricultura ecológica-, la comercialización, que incluye el desarrollo de una Organización Interprofesional de Patata prevista en la futura Ley Agraria de Castilla y León, además de potenciarse mecanismos de estabilización de ingresos en explotaciones. También se emprenderán actividades relacionadas con la I+D+i, con nuevas líneas de investigación del Itacyl en el cultivo de la patata.

Una figura de calidad

Desde la Consejería de Agricultura y Ganadería también se está trabajando en la creación de una figura de calidad para la Patata de Castilla y León. Para ello se han celebrado distintos encuentros con la Asociación de Operadores en Origen de Patatas de Castilla y León (Asopocyl), que aglutina al 50% del producto en fresco de patata de la comunidad.
Tras las reuniones mantenidas, se ha optado por trabajar para conseguir una marca colectiva comunitaria, en cuyo reglamento de uso se está trabajando en la actualidad. Esta certificación permitirá tener una marca con protección internacional, lo que permitirá comercializar la patata regional de calidad fuera de España. Además, la futura Ley Agraria de Castilla y León, actualmente en fase de tramitación parlamentaria, facilitará la constitución, a nivel autonómico, de una organización interprofesional del sector de la patata, que permitirá seguir estructurando este sector y podrá afrontar los problemas compartidos por todos los actores de la cadena de valor desde un único frente.

Hacer balance

El boletín de la patata editado por la consejería también realiza un balance del Plan Estratégico del Sector de la Patata en Castilla y León 2010-2013. Este programa se puso en marcha con el objetivo de estructurar el sector de la patata en la región para darle estabilidad y mejorar su competitividad a corto y medio plazo.
Durante su periodo de vigencia se han ejecutado 37 actividades, lo que representa un 90% de todas las actividades propuestas, según los cálculos de la consejería. Entre las iniciativas que se han puesto en marcha destacan la creación de la Mesa Regional de la Patata de Castilla y León, el órgano de interlocución y diálogo entre todos los agentes implicados en la cadena de valor. La mesa ha celebrado ocho reuniones desde su constitución, en febrero de 2010.
Además, se han editado ocho boletines informativos, dirigidos a los 3.400 productores de patata de Castilla y León y que permiten conocer la situación del sector y ofrecer recomendaciones básicas para mejorar la competitividad de las explotaciones.
Otra de las actividades realizadas ha sido la mejora en las técnicas de producción, donde se enmarca el acuerdo de colaboración entre la Consejería de Agricultura y Ganadería y la empresa Fertiberia para la realización de proyectos en materia de investigación, innovación, experimentación y transferencia tecnológica en el ámbito de la fertilización agraria. El convenio, que entró en vigor en abril de 2011, perseguía mejorar la competitividad del cultivo de la patata en la comunidad a través de un abonado más racional.
Desde la Consejería Agricultura y Ganadería también se han mejorado las estructuras y se han modernizado las explotaciones. En esta línea se han concedido, en los tres años de vigencia del plan, 25,8 millones de euros en ayudas a 628 explotaciones de patata para una inversión total de 37,7 millones de euros.

Industrias agrarias

Asimismo, dentro del plan estratégico ha habido ayudas a la inversión productiva en industrias agrarias. En este periodo se han concedido ayudas por valor de 7 millones de euros a 40 proyectos de inversión en instalaciones industriales, que emplean patatas como materia prima, para una inversión total de 29,3 millones de euros. También se han fomentado las infraestructuras de almacenamiento. El apoyo a las explotaciones y a las empresas ha permitido la edificación de 18.810 metros cuadrados de infraestructuras de almacenamiento, lo que supone un aumento en la capacidad de almacenar patata en la Comunidad de 16.000 toneladas, un 6% más de la previsión inicial del plan.
El programa también ha llevado a cabo un impulso a la contratación. De este modo, se ha homologado el contrato para patata en fresco, que ha facilitado que a lo largo de 2013 se comprometieran bajo contrato homologado 71.684 toneladas de patata, que supone en torno al 8% de la producción regional de patata.

Promoción del producto

En el marco del Plan Estratégico 2010-2013 se han realizado dos campañas de promoción para la patata de Castilla y León y para la patata amparada por la marca de origen Tierra de Sabor, que han arrojado unos incrementos de ventas superiores al 60% sobre las operaciones registradas en la misma época el año anterior.
Otra de las actividades puestas en marcha ha sido el desarrollo de proyectos de investigación en diversos ámbitos: desde la mejora de calidad de patata conservada hasta evaluar la aptitud culinaria de distintas variedades de patata sometidas a distintos procesos industriales, pasando por proyectos para aprovechamiento de subproductos, como se señala desde el boletín editado por la consejería.
Campos de ensayo
La producción de patata se puede incrementar de forma notable cuando el agricultor fertiliza el cultivo a partir de conocer las necesidades reales de la planta. Así lo ha demostrado el tercer año de ensayos realizados en el marco del convenio entre el Itacyl y el Grupo Fertiberia. Las pruebas se efectuaban en parcelas anexas a seis agricultores de referencia de Cantalpino (Salamanca), Magaz de Pisuerga (Palencia), Castroverde de Cerrato (Valladolid), Soto de la Vega (León), Tordesillas (Valladolid) y Narros de Cuéllar (Segovia). En las seis parcelas la rentabilidad del agricultor se ha visto incrementada cuando la fertilización se calcula utilizando las recomendaciones de abonado en fondo y las correcciones en cobertera que el sistema Siddra, de Fertiberia, recomienda.

Como resume el responsable de Fertiberia para la Zona Noroeste, José Ángel Cortijo, “el sistema Siddra permite detectar una carencia en la planta antes de que esta se debilite, por lo que se puede corregir de forma automática”. La empresa de fertilizantes ha trabajado de forma coordinada junto al Itacyl durante tres campañas con el objetivo de que el agricultor pueda adquirir hábitos que aumenten la eficiencia de la fertilización en patata.

El trabajo realizado en 2011 sirvió para generar normas de interpretación foliar para 23 variedades de patata. Durante los años 2012 y 2013 se compararon las diferencias entre la fertilización tradicional la propuesta por Fertiberia, y en ambas campañas se ha demostrado la idoneidad de las normas foliares de interpretación.
ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img