spot_img

La publicación agraria líder

viernes, julio 1, 2022
spot_img
InicioPatataFrío y humedad hacen que sea muy escasa la siembra de patata

Frío y humedad hacen que sea muy escasa la siembra de patata

No hay tempero en las tierras de Castilla y León, donde son muy pocos los que han podido plantar. Los agricultores abulenses que riegan con agua de Las Cogotas deberán esperar a otro año
El sector de la patata español está ahora mismo en un compás de espera, con un sur y un arco mediterráneo que aún no ha empezado a arrancar y unas siembras para las que aún no ha llegado el momento en Castilla y León. El cultivo lleva cierto retraso en la provincia de Sevilla, mientas que en el resto de Andalucía no hay movimiento. Apenas se han sacado unos pocos tubérculos en invernaderos del triángulo gaditano de Chipiona, Conil y Sanlúcar de Barrameda, pero se trata de una patata muy pequeña, que aún no se ha desarrollado y que se ha arrancado por las prisas por abastecer al mercado local. Algo similar se ha producido en la isla de Mallorca, como apunta el portal especializado lapatata.es.

En Castilla y León son muy escasas las siembras realizadas hasta la fecha. En el sur de Valladolid es donde menos ha llovido, y aun así las siembras suponen apenas el dos o el tres por ciento de la previsión, según fuentes de Intersur. Algunos agricultores plantaron en la tercera semana de marzo, sobre todo de la variedad agria.

Lo más previsible es que esa tarea se generalice una vez finalizada la Semana Santa allí donde haya tempero, como apunta el gerente de La Carpeña, Enrique Sanz, sobre todo donde haya suelos más ligeros o que drenen bien. “Ahora mismo los suelos están muy pesados”, apunta, “y no podemos olvidar que en el caso de la patata la preparación del suelo debe ser idónea, más aún que en otros cultivos”.

Su previsión es que la superficie de cultivo «se mantenga en la zona o se incremente algo, si bien en el conjunto de Castilla y León será muy parecida, ya que las pequeñas subidas que pueda haber en Valladolid o Salamanca compensarán la caída de Ávila«, donde en torno a mil hectáreas dejarán de plantarse ante la situación del embalse de Las Cogotas, que este año no se ha recargado.

También hay situación de espera en la comarca salmantina donde opera la cooperativa Aranpino, donde nadie se ha decidido a plantar. La situación se halla muy lejos de que exista tempero, puesto que los suelos están muy húmedos y fríos. Lo que sí se han iniciado son las labores previas, como el abonado de fondo con NPK y el aporte de materia orgánica. Además, muchos agricultores ya están partiendo la patata de siembra para empezar a plantar en cuanto puedan.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img