spot_img

La publicación agraria líder

jueves, diciembre 1, 2022
spot_img
InicioPatataLa campaña de la patata llega a Castilla y León, donde se...

La campaña de la patata llega a Castilla y León, donde se paga entre los 25 y los 28 céntimos

La patata empieza tímidamente su arranque en Castilla y León, sobre todo de tubérculo de calidad que se destinará a lavado. La zona con mayor actividad se reparte entre el sur de la provincia de Valladolid -sobre en el entorno de El Carpio- y la provincia de Salamanca.

Hay buena sanidad y unos rendimientos algo menores que otros años, pero satisfactorios en general.

La patata se pagaba hace una semana a 30 céntimos el kilo, e incluso algo por encima de ese precio, hasta que se ha comprobado que no había tanta demanda como se preveía. Ahora se mueve entre los 25 y los 28 céntimos, según José Ramón Aguado, presidente del Foro Español de la Patata.


Las primeras en sacarse son sobre todo colomba, actrice y ambra, aunque también algo de orchestra


Se trata de una patata sembrada fundamentalmente en el mes de marzo, que está saliendo bien dentro de que los rendimientos son algo menores de lo habitual. Las primeras en sacarse son de las variedades de mayor calidad, sobre todo colomba, actrice y ambra, aunque también ha empezado a salir algo de orchestra.

“La patata se está sacando porque le ha llegado su momento desde el punto de vista vegetativo, no por un incremento de la demanda” que, pese a ser esperado para estas fechas, en realidad no se ha producido todavía.

Los datos con los que cuenta Aguado permiten anticipar un año relativamente bueno, “sin llegar a ser como 2016, que empezó mejor que este año y se mantuvo así durante mucho tiempo”.

También es previsible que la semana que viene se vaya generalizando el arranque, aunque de forma simultánea también habrá más demanda de tubérculo, puesto que se habrán consumido los restos que se guardaban en otras zonas productoras.


Este año la patata se va a beneficiar del escalonamiento en las siembras


Mucho ojo con el mildiu

Patatas Meléndez inició la campaña el 9 de julio en Nueva Villa de las Torres, en el sur de la provincia de Valladolid. Se trata de una patata (fundamentalmente colomba y ambra, además de orchestra) sembrada antes de la llegada de las lluvias, que se produjo el 27 de febrero.

La compañía ha orientado el cultivo para que estuviera listo a principios de julio y así cumplir el calendario de recogida que se había trazado. La semana que viene se empezará a sacar la soprano, de ciclo algo más tardío.

Su director de Operaciones, Juan Manuel Coello, apunta que este año el sector se va a beneficiar del escalonamiento en las siembras, “aunque no siempre ese escalonamiento se traslada tal cual al arranque”.

Hasta ahora los rendimientos no han sido malos, “y a partir de ahora estamos algo preocupados por el mildiu, que está muy presente en las fincas”. El hongo está llegando al tubérculo en algunos casos, ante lo que “habrá que realizar tratamientos preventivos y tenerlo todo lo más controlado posible”.

Preparando las parcelas

En la zona de la cooperativa Aranpino, en la provincia de Salamanca, es muy poca la patata que se ha sacado de la tierra, aunque muchos agricultores están preparando ya las parcelas para empezar. El gerente de la entidad, José Blázquez, destaca el buen estado sanitario de la planta y el dato de que ha habido una menor tuberización, “aunque aún es pronto para hablar de rendimientos”, advierte.

Tampoco ha empezado el arranque en el entorno de Campaspero (Valladolid), aunque las perspectivas son buenas dado el estado sanitario de la planta y viendo cómo ha crecido la mata. Así lo destaca Rubén Arranz, que arrancará a finales de agosto o ya en septiembre sus patatas monalisa, voyager o agria.

 

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img