spot_img

La publicación agraria líder

jueves, octubre 6, 2022
spot_img
InicioPatata“La interprofesional permitirá que todos los eslabones de la cadena contribuyan a...

“La interprofesional permitirá que todos los eslabones de la cadena contribuyan a reflotar el sector”

El presidente de Asopocyl, José Ramón Aguado, asegura que el II Encuentro Nacional de la Patata permitirá facilitar al agricultor toda la información del sector ante el inicio de la campaña. La Marca de Garantía Patata de Castilla y León es una de sus apuestas
La de José Ramón Aguado es una de las voces más autorizadas en materia de patata de España, ya que combina su actividad profesional con la presidencia de entidades como Asonal -que aglutina a almacenistas en origen y en destino-, el Foro Nacional de la Patata y el Comité Sectorial de la Patata de FEPEX.

Como máximo responsable de la Asociación de Operadores de Patata en Origen de Castilla y León (Asopocyl), organiza la segunda edición del Encuentro Nacional de la Patata, previsto para sábado 11 de julio en la Feria de Muestras de Valladolid.

-¿Con qué objetivos se convoca el II Encuentro Nacional de la Patata?

-Se organiza con el objetivo de trasladar al agricultor toda la información ante el inicio de la campaña. Ahora bien, lo convocamos con dos novedades importantes. En primer lugar, el nacimiento de la Marca de Garantía Patata de Castilla y León, que se publicará en breve y que tiene la importancia de ser una figura de calidad amparada por la Unión Europea. El reglamento está redactado y solo está pendiente de que tome posesión el nuevo titular de Agricultura.

-La otra novedad será la tan demandada interprofesional de la patata.

-Efectivamente, analizaremos la función de esta entidad, que se está trabajando tanto en el ámbito regional como nacional. Será fundamental, ya que pretendemos que todos los eslabones de la cadena contribuyan a reflotar el sector. Es una herramienta muy importante desde el punto de vista de dos grandes grupos: el sector primario, que estará representado por las cooperativas y las organizaciones profesionales agrarias, y el del comercio, con representantes de los almacenes de origen, los almacenes embolsadores, o de destino, y la distribución.

-El cultivo sigue hoy en grave riesgo. ¿Qué va a aportar la interprofesional para salvarlo?

-Nos permitirá poner en marcha iniciativas de calado, como promociones para incentivar el consumo de la patata o plataformas de investigación y desarrollo. Una vez que la organización interprofesional esté en marcha se podrán recibir ayudas de la Unión Europea para promocionar el cultivo.

-¿Por qué hace falta una campaña de promoción? ¿Qué mensaje hay que trasladar?

-Este tipo de campañas son fundamentales porque existe una gran falta de información, primero, sobre lo que el público compra y, segundo, sobre lo que sucede cuando la patata llega a su casa; porque algunos productos se venden como muy buenos pero después no se pueden usar. Esa es la razón de que baje el consumo: por la baja calidad del producto que se le vende al consumidor.

Pero el consumo es fundamental porque Castilla y León es la principal comunidad productora de patata, que está ante un mal año, con un nuevo descenso en la superficie de cultivo, y ambas realidades están muy relacionadas.

-Hay datos que hablan de 19.000 hectáreas sembradas en la comunidad, lo que supone un -6,2%.

-Esos datos no nos cuadran, ya que disponemos de los datos de patata de siembra vendida en la comunidad, lo que nos llevaría a un descenso mucho mayor.

Sabemos que hay un pequeño porcentaje de gente que ha empleado su propia patata como ‘semilla’, pero no como para compensar la caída en patata de siembra que se ha dado. En todo caso, estamos a la espera de recibir los datos de las declaraciones de la PAC, cuyo plazo de presentación finalizó el 15 de junio.

-¿Ante qué panorama podemos encontrarnos?
-Castilla y León puede haber bajado unas 3.000 hectáreas desde el año pasado, hasta unas 17.600. Además, según nuestros datos unas 600 hectáreas han pasado de fresco a industria, con lo cual tenemos que la patata destinada a fresco baja unas 3.600 hectáreas.

A todo esto hay que añadir que los rendimientos por hectárea pueden descender entre el 15 y el 20% respecto al año pasado. Algo similar ha pasado en el conjunto de España, donde por esta suma de factores la producción de patata puede descender el 35%.

-El papel del operador es fundamental, pero da la impresión de que el agricultor no le presta atención, por ejemplo, a la hora de sembrar.

-En España diversificamos demasiado. Hay tres tipos de patata -para lavado, para saco y para industria- y debemos reducir el número de variedades, puesto que muchas de las que se cultivan después no se consumen. ¿Qué sucede? Algunas variedades se siembran para apenas dos mercados concretos y, si estos no responden, el productor tratará de venderlo a toda costa, con lo que bajará los precios y tirará del conjunto del sector hacia abajo.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img