spot_img

La publicación agraria líder

sábado, mayo 28, 2022
spot_img
InicioPatataLos precios de hortícolas y patata mejoran los rendimientos de la pasada...

Los precios de hortícolas y patata mejoran los rendimientos de la pasada campaña

Con respecto a agosto de 2014, los precio del cereal no han sufrido especiales variaciones y se pagan, en líneas generales, a unos 177 euros por tonelada, en el caso del trigo, y a 171 euros por tonelada la cebada

Foto: campo de zanahorias

Patata

El presidente de Asopocyl, José Ramón Aguado, avanzó que en este momento existe una gran variación de precios por provincias en Castilla y León. Así, en Salamanca se está pagando al agricultor entre los 12 y los 15 céntimos de euro el kilo; en Valladolid se encuentra entre los 14 y 18 céntimos, y en la provincia de Segovia oscila entre 13 y 17 céntimos de euro.

“No se espera que los precios cambien notablemente, y si lo hacen serían al alza porque la demanda de patata es importante”, tal y como explicó Aguado, quien mencionó la diferencia con respecto a agosto de 2014, “cuando la patata se pagaba a unos 6 céntimos”, sin embargo a día de hoy el precio al que se paga ha subido “y hay una salida más fluida del producto”.

Productos hortícolas

Las producciones hortícolas no están siendo excepcionales como las de la campaña pasada, pero rondan la media. Y lo mejor de todo es que los precios son buenos para el productor. Por ejemplo, la zanahoria está en torno a los 17 céntimos el kilo. Más del doble que en 2014, según explica el gerente de la cooperativa segoviana Glus, Jesús Esteban. Hay mucha demanda, y eso beneficia al productor castellanoleonés.

La sequía y el calor está afectando a la horticultura europea -especialmente a la francesa-, de manera que no es capaz de abastecer al mercado. Glus también cultiva lechugas, puerros, espinacas y otros productos hortícolas que destina a las fábricas de cuarta gama con precios cerrados por contratos previos.

El único inconveniente de esta constante demanda de producto es que el agricultor se ve obligado a arrancar antes de lo habitual, de manera que la planta aún no ha alcanzado todo el potencial del que es capaz. Pero el buen precio compensa.

Por lo que se refiere a la cebolla, el panorama no difiere mucho. Desde Hortícola Moraña Baja (Hormoba), el ingeniero Antonio Ávalos apunta que el precio está entre 15 y 18 céntimos por kilo según la calidad.

En mayo valió más, luego cayó hasta los doce céntimos, y ahora se mantiene estable. Es un buen precio, que ayuda a compensar la merma de producción del 30% respecto a la cosecha anterior, y a mirar el futuro de otra manera tras la mala campaña de 2014.

El calor ha afectado al calibre de las cebollas, que este año es menor. Lo mismo sucede en el resto de Europa, que ha recurrido a la producción española en busca de los calibres mayores. Por su parte, Brasil se ha llevado muchas de pequeño tamaño.

En Hormoba, donde todavía les falta por recoger la mayoría de las parcelas, han calculado que la producción media será de 70 toneladas por hectárea. Cultivan cebolla grano (apta para cocinar y ensaladas) y para deshidratar.

Cereal

Los precios de los cereales, con respecto a agosto de 2014, no han sufrido especiales variaciones y se pagan, en líneas generales, a unos 177 euros por tonelada, en el caso del trigo, y a 171 euros por tonelada si hablamos de cebada, tal y como explicó Henar Arranz, de Semillas Columbia, empresa ubicada en Zaratán (Valladolid).

Por provincias, Salamanca es aquella que suele pagar el trigo más caro “y según subimos por la región, encontramos Burgos que está pagándolo más barato”. Valladolid se encontraría en un término medio “porque su producción es abundante”, como reseñó Arranz, quien quiso destacar la importante producción de trigo registrada en Castilla y León en la última campaña con respecto a la cebada.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img