spot_img

La publicación agraria líder

lunes, septiembre 26, 2022
spot_img
InicioPortada APPAgricultura regenerativa: aliarse con la naturaleza para que el suelo recupere su...

Agricultura regenerativa: aliarse con la naturaleza para que el suelo recupere su fertilidad

La viticultura regenerativa supone un cambio de modelo que contribuye a frenar la emergencia climática y a recuperar la vida en los suelos

La agricultura regenerativa nace de la necesidad de regenerar la tierra. Partimos de una zona de actuación con alto grado de degeneración de los suelos, pérdida de fertilidad y capacidad de retención de agua para poder albergar vida (animal y vegetal).

Se trata de generar nuevas maneras de relacionarnos con la naturaleza que nos permiten dejar de luchar en su contra, para empezar a trabajar y aliarnos con ella para que esa alianza perdure en el tiempo. Porque una agricultura centrada en prácticas regenerativas es, por definición, una agricultura centrada en mejorar la salud del suelo a través del aumento del carbono y la vida en el suelo.

Ante todo, debemos entender la importancia de regenerar bien el suelo y que este acabe trabajando de manera autónoma gracias a las mejoras que se vayan produciendo en él, para dar lugar a un sustrato capaz de mantener y albergar distintas posibilidades de plantaciones, y hacer frente a variabilidades climatológicas que puedan suceder. Asimismo, minimizar los efectos que inducen al cambio climático.

suelo

En un suelo sano, debería haber más organismos debajo del suelo que por encima del suelo. En relaciones simbióticas con la raíz viva en el suelo, estos organismos acumulan carbono en el suelo, secuestran carbono de la atmósfera y lo almacenan en el suelo.

Este carbono actúa como una esponja para que más agua pueda infiltrarse y ser retenida en el suelo. Con estas prácticas, se almacenará más carbono atmosférico en el suelo, reduciendo el CO2 en el aire donde es un problema y colocándolo en el suelo, donde aumenta la productividad de la tierra.

Para poder desarrollar todo el proceso de regeneración de los suelos de una manera más rápida y efectiva, existen distintas herramientas que pueden ayudarnos en la gestión y realización de los trabajos en los viñedos.

Diseño Keyline

El Diseño Keyline o de Línea Clave combina la captación y conservación del agua con técnicas de regeneración de la tierra. Es capaz de restaurar rápidamente suelos degradados y blindarlos a los efectos de la sequía y considera beneficioso el uso de animales de pastoreo en el proceso. Se trata de lograr que toda la lluvia que caiga penetre en el suelo y se retarde su evaporación para producir tierra fértil.

Si al Diseño Keyline se le añade integración de árboles/arbustos para el diseño del entorno, tenemos un sistema capaz de satisfacer las exigencias ecológicas de nuestros tiempos y jugar un papel importante en el secuestro del CO2.

Mosoex suelos mano alta

Uso de pasturas

La presencia de animales en los viñedos tiene dos finalidades: contribuir a la regeneración del suelo y crear un modelo sostenible de regeneración-producción-economía-social. Las viñas dan la oportunidad de poder volver a conectar la vida animal con la vida vegetal en un ámbito concreto, volviendo a los haceres anteriores a esta desvinculación actual.

Esta unión acelera de manera muy notable la regeneración de los suelos a distintos niveles: se gana en composición y estructura de los suelos, aumenta la microbiología de los suelos, mejora la retención de agua por la presencia de materia orgánica, hay más presencia de especies vegetales, más absorción de carbono atmosférico, etc.

Para lograr que este ciclo funcione, se debe hacer una planificación holística del pastoreo y no sobre pasturar para asegurar el funcionamiento eficiente de las plantas. También se recomienda combinar la siembra de cultivos de cobertura y cultivos comerciales para que siempre haya una raíz viva en el suelo y garantizar que este suelo proporcione alimento a los organismos que viven en él y pueda retener más humedad.

agricultura conservacion suelo

Reproducción Microorganismos Nativos

Los Microorganismos Nativos (MN) consisten en el entendimiento de la memoria geobiológica que ha evolucionado de forma conjunta en armonía con los bosques naturales y el clima de una determinada región.

En el mantillo forestal húmedo están presentes millones de MN diversos, son varias docenas de grupos funcionales que habitan en perfecta armonía para mantener vivo el flujo energético de la vida, estos se pueden reproducir y aplicar en los viñedos, tanto en el suelo y en la parte vegetal. Los MN sirven para activar y recuperar la vida en el suelo, acelerar los procesos de descomposición de la materia orgánica y fortalecer la salud de las plantas, los insectos y los animales, incluido el ser humano. También para enriquecer biológicamente los abonos orgánicos.

Uso de cubiertas vegetales

Las cubiertas vegetales, espontáneas o implantadas, tienen la finalidad de mejorar la estructura del suelo, el contenido en materia orgánica y la fertilidad del terreno, controlar la vegetación espontánea no deseada, mejorar la capacidad de retención de agua, evitar la formación de costra superficial y facilitar el manejo del cultivo.

Pero un factor fundamental a tener en cuenta en el papel de la cubierta vegetal es su capacidad para favorecer la biodiversidad tanto de los suelos, contribuyendo a potenciar los procesos biológicos, como potenciar un incremento de la fauna auxiliar al ofrecer estas cubiertas recursos alimenticios en forma de néctar, polen y otros insectos; además de refugio, lo que favorece el control biológico por conservación de las plagas.

Manejo holístico

El manejo holístico es un sistema de planificación y toma de decisiones para una mejor gestión del territorio y los recursos naturales. En él se incluye el uso de los animales con el fin de frenar la desertización y recuperar la fertilidad de los suelos.

Una pradera gestionada adecuadamente será mucho más productiva en hierba, carne y otros productos, además de captar CO2 en forma de vida y aumentar su capacidad de retención de agua. Esto se traduce con el tiempo en menor erosión y lixiviación de minerales, llegando a restaurar y regenerar ese espacio, llenándolo de fertilidad, biodiversidad de plantas, animales e insectos, resiliencia y belleza.

Para asegurar que la implementación de la viticultura regenerativa pueda avanzar por el buen camino, es esencial tener un buen plan que tenga en cuenta todos los factores y que pueda responder a las realidades y también a los imprevistos.

Para lograrlo, hay que tener sistemas que permitan planificar, monitorear y mejorar, tomando decisiones óptimas que tengan en cuenta todos los aspectos, todo ello conociendo bien el funcionamiento de nuestro ecosistema y los impactos que sobre él tienen nuestras decisiones y nuestra gestión.

En el ámbito de actuación del viñedo, con un buen sistema de planificación de la zona de pasturas se podría secuestrar un promedio de 2 toneladas más de carbono del suelo por hectárea que las viñas trabajadas con suelo desnudo.

La viticultura regenerativa supone un cambio de paradigma en la gestión de los viñedos necesario para frenar la emergencia climática y recuperar al mismo tiempo la fertilidad natural de los suelos, frenar la erosión y fomentar la biodiversidad.

La Asociación de Viticultura Regenerativa trabaja para difundir las prácticas regenerativas mediante el intercambio de conocimientos y experiencias.

La organización está abierta a viticultores, agricultores o cualquier persona interesada en la viticultura regenerativa. Más información: viticulturaregenerativa.org

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img