spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, agosto 17, 2022
spot_img
InicioGirasolAparece ‘oruga de los brotes’ en diferentes parcelas de girasol

Aparece ‘oruga de los brotes’ en diferentes parcelas de girasol

Antes de tomar cualquier decisión, el agricultor debe cotejar el estado de situación en cada una de sus parcelas, según Itacyl

Ricardo Ortega

Desde el Observatorio de Plagas y Enfermedades Agrícolas de Itacyl se informa de la detección de vuelo de adultos de ‘Helicoverpa spp’ en parcelas de girasol.

La ‘Helicoverpa spp’ es conocida como ‘oruga de los brotes’ o ‘barrenador del capítulo’.

Se recomienda la vigilancia de sus parcelas y seguir las recomendaciones emitidas al efecto, disponibles en http://plagas.itacyl.es

Desde la entidad, dependiente de la Consejería de Agricultura, se advierte de que no cabe descartar su presencia en otros posibles cultivos huésped: maíz, garbanzo, tomate, pimiento, col…

Desde Itacyl se apunta que lo que pueda observarse en una parcela y su evolución es solo atribuible a ella misma. Antes de tomar cualquier decisión, el agricultor debe cotejar el estado de situación en cada una de sus parcelas.

En caso de realizar tratamientos, se deben efectuar únicamente cuando se alcance el umbral definido para cada caso.

Se recomienda utilizar solo productos autorizados en el Registro Oficial de Productos Fitosanitarios del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Se pueden consultar aquí:

https://servicio.mapa.gob.es/regfiweb

El ‘Helicoverpa spp.’ Es un lepidóptero de la familia Noctuidae, que además de al girasol ataca a otros cultivos.

Posee alas anteriores de color marrón pálido con una mancha oscura en el centro. Alas posteriores de color blanco ahumado, con borde exterior negruzco.

Vuelan por la noche, desde el atardecer, y tienen gran capacidad de dispersión.

Las larvas son las causantes de los daños, alimentándose de las partes verdes de la planta. Alcanzan los 40 mm de longitud.

Se alimentan y causan daños en los brotes y hojas, ocasionando agujeros y pueden incluso dejar solo la nervadura.

Se alimentan de las flores y semillas en desarrollo, llegando a perforar y hacer galerías en el capítulo y en el tallo.

Estas perforaciones y galerías son vías de entrada para infecciones fúngicas y bacterianas, por lo que es habitual observar pudriciones en la cabeza asociadas al ataque de la oruga.

Información remitida por la consultora DEAGRO

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img