La publicación agraria líder
jueves, diciembre 9, 2021
spot_img
InicioFertilizaciónCereal: algunas lecciones de un año bien planteado

Cereal: algunas lecciones de un año bien planteado

Andados ya los primeros días de junio, y tras una semana de fuertes tormentas de agua y granizo, se puede señalar que el cereal no afectado por las inclemencias tiene un buen aspecto general.

Aunque es pronto para decirlo, se puede prever una producción por encima de la media de los últimos años en Castilla y León. Eso sí, por debajo de la cosecha histórica de 2020.

José Ángel Cortijo. Fertiberia
José Ángel Cortijo. Fertiberia

Este año habrá una gran desigualdad entre territorios. La provincia que mejor situación tiene es la de Burgos, con un potencial similar, en este caso sí, al del año pasado.

Menor ahijamiento

El hecho de que las zonas productoras queden por debajo del año pasado se va a deber a un menor ahijamiento. Recordemos que siempre se ha dicho que esos ‘hijos’ son los que dan las grandes producciones.

Ese menor ahijamiento se ha debido a diferentes factores meteorológicos, de forma especial a las lluvias registradas entre diciembre y febrero, con un efecto negativo: un menor desarrollo radicular, ya que la planta no debía buscar esa agua.

A partir de febrero se retiró el agua y en marzo ya no la hubo, o fue insignificante, con lo que esa raíz poco desarrollada fue nefasta a la hora de buscar agua y nutrientes.

Pero las lluvias de febrero tuvieron otra consecuencia: impidieron el aporte de nitrogenados. Quien esperó para realizar esa cobertera y se metió en el mes de marzo vio cómo el abono permanecía cerca de un mes en el suelo sin incorporarse a la tierra. De este modo, la capacidad de ese nitrógeno para favorecer el ahijado fue muy limitada.

Abonado de fondo

La situación nos permite realizar una reflexión adicional: podemos deducir que las parcelas más beneficiadas serán aquellas que hayan tenido un buen abonado de fondo. Es un buen recordatorio de lo importante que resulta el que haya nutrientes disponibles para la planta.

Las lecciones de la colza

Al mismo tiempo, un cultivo que ha aguantado muy bien esta meteorología ha sido el de la colza, que ha vuelto a demostrar una capacidad espectacular de adaptación a la adversidad. Sobre todo en el caso de las variedades actuales, con gran capacidad de resistencia al frío.

Algunos recordamos cuando se decía que las colzas se debían sembrar en agosto o a principios de septiembre. Frente a esa idea, que es uno de los grandes planteamientos erróneos de la agricultura, hoy sabemos que la ventana de siembra es mucho mayor en este cultivo de lo que se pensaba tradicionalmente.

Quedan pocas dudas: la colza es una de las mejores opciones que puede incluir en su explotación un agricultor de Castilla y León.

Leguminosas

También hay buenos campos de guisante y lenteja, lo que viene a recordarnos que el cultivo de la leguminosa crecería de forma importante si se le pagara de forma justa. Existe una política comunitaria de apostar por la leguminosa para que Europa sea autosuficiente en proteína vegetal y no dependa de la soja que viene de otros continentes, pero el agricultor no lo tiene fácil por esos malos precios. Pueden tomar nota quienes diseñan las políticas de la UE.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img