spot_img

La publicación agraria líder

jueves, agosto 11, 2022
spot_img
InicioCerealEl cereal alcanzará cifras récord a nivel mundial en la próxima campaña

El cereal alcanzará cifras récord a nivel mundial en la próxima campaña

María José Maluenda. Ingeniera técnica agrícola

A partir de los informes de CIC y USDA de mayo de 2022, hemos realizado un estudio sobre la situación mundial del sector de cereales para 2022/23, en momentos de incertidumbre por la subida del precio de cereales y oleaginosas, por la fuerte de demanda de China, subida de los costes de producción y por la invasión de Rusia en Ucrania principalmente, que han originado unas subidas espectaculares de los precios en tan solo 18 meses: del 110% en trigo, del 140% en maíz y aceite de girasol y del 90% en soja.

La autora de este artículo ha realizado un análisis de los sectores de cereales y oleaginosas en Ucrania, que están causando gran inestabilidad en la zona de conflicto y en el resto del mundo.

El mayor granero de Europa, así conocido al sector de cereales de Ucrania, tiene un gran potencial de recursos naturales, además de su posición geográfica y logística para abastecer su consumo interno y exportar a precios inferiores al resto de los proveedores mundiales.

Las exportaciones de Ucrania a la UE fueron en 2021/22 el 5% de trigo, el 42% de maíz y el 6% de cebada, siendo España el principal importador comunitario de Ucrania. Es necesario conocer las proyecciones del sector de cereales a nivel mundial, al ser España deficitario en este sector para la fabricación de pienso.

Analizaremos las previsiones de cereales para 2022/23, de fuente CIC y USDA, todavía en plena guerra y con las interrogaciones de sus consecuencias futuras en Ucrania y de las sanciones a Rusia.

El CIC (Consejo Internacional de Cereales), estima la producción mundial de cereales en 2.251 millones de toneladas para 2022/23, un descenso interanual de 40 millones de toneladas por la sequía de algunos países productores, altos precios de energía y fertilizantes arrastrados desde 2020 y por la invasión de Ucrania.

El precio máximo se alcanzó desde la declaración de guerra y cierre de los puertos del Mar Negro el 24 de febrero, precios que ligeramente están bajando en abril y mayo.

Las exportaciones de trigo ucraniano representan el 10% de las exportaciones mundiales y el 16% de Rusia, y las exportaciones de maíz de Ucrania el 14% y el 2% en Rusia en la campaña 2021/22.

La producción prevista para 2022/23 alcanzaría los segundos valores más altos, a pesar de tener tantos frentes abiertos y que el sector necesita abordar. En el caso de la UE, para compensar la falta de cereales y oleaginosas suministrados principalmente por Ucrania, se ha permitido la siembra de tierras de barbecho para aumentar la producción y conseguir una regulación del sector. El consumo mundial alcanzaría 2.279 millones de toneladas, (28 más que la producción), cifra solo inferior en 7 millones de toneladas a la campaña anterior.

Los stocks de 580 millones de toneladas (27 menos que 2021/22) debido al descenso de producción, alto consumo y demanda elevada a pesar de los altos precios. El comercio previsto de 404 millones de toneladas, representaría un descenso interanual del 3%, por los altos precios y por el aprovisionamiento de stocks de campañas anteriores como en China principalmente.

Las previsiones para 2022/23 del informe de USDA, igualmente estima un descenso ligero en todo sector respecto a la campaña anterior. Cifras muy significativas casi de récord sólo superados por la campaña anterior, en una situación todavía de incertidumbre por los altos precios de energía, fertilizantes y la invasión rusa en Ucrania.

Trigo

La producción prevista en 775 millones de toneladas, tendería a descender 4 millones en 2022/23 por menor producción en Ucrania, Australia, Marruecos, Argentina, la UE y China. Producción que quedaría compensada por el aumento de superficie y mejores rendimientos en Canadá y Rusia, y en EEUU tras la sequía de la campaña anterior.

El consumo de 788 millones de toneladas superaría la producción por tercer año consecutivo. Se estima un descenso del consumo para piensos en Australia, China y la UE, mientras sería alto para semillas e industria y en alimentación humana, por el incremento de la población mundial, recuperación del turismo tras la pandemia y por el aumento de refugiados ucranianos en la UE.

Un consumo superior a la producción de trigo conlleva un descenso de stocks para 2022/23. China registra el mayor volumen de stocks del mundo, con una trayectoria alcista desde 2012/13 a 2019/20 y posterior caída en las tres campañas siguientes.

India también iría reduciendo sus stocks a favor de los beneficios de sus exportaciones por los altos precios. Los stocks de los ocho principales exportadores, seguirían mermando sus reservas, aprovechando los elevados precios de ventas y por la reducción de la producción principalmente. Rusia prevé unas existencias de 11 millones de toneladas para 2022/23 (un millón menos que la anterior campaña) por el aumento de las exportaciones, mientras que Ucrania con 6 millones de toneladas serían los stocks más elevados de su historia, por la reducción de producción y los puertos del Mar Negro cerrados desde la invasión de Rusia el 24 de febrero.

El comercio según USDA, alcanzaría valores récord en 2022/23 por el aumento del consumo principalmente en los países del Norte de África y África subsahariana. Egipto, principal importador, reduciría sus compras por las buenas cosechas esperadas, y China por el aprovisionamiento de sus stocks. Por otro lado, elevarían las compras Indonesia, Turquía, Argelia, Marruecos y se mantendrían estables Bangladesh, Brasil, Filipinas y Nigeria.

Las exportaciones, de 205 millones de toneladas, serían lideradas por Rusia como primer exportador de trigo, que aprovecharía los elevados precios y la nula competitividad con Ucrania en esta campaña 2022/23.

La UE, segundo exportador, y Canadá, con trigo duro, destacarían esta campaña en el comercio exportador. Se mantienen con un ligero descenso las exportaciones de Australia, EEUU y Argentina. Siendo mas notorio el descenso de las exportaciones por Ucrania, por el cierre de los puertos del Mar Negro desde el inicio de la guerra, y las dificultades de transporte por rutas alternativas principalmente ferrocarril a través de sus vecinos países comunitarios.

Maíz

Las previsiones de producción, consumo, comercio y stocks para 2022/23 representan descensos mínimos, únicamente superados por el récord de la campaña anterior.
La producción mundial, estimada en 1.181 millones de toneladas, bajaría 3 millones respecto a la anterior, por menor área de cultivo en Ucrania, EEUU, China y la UE, pero compensado por el aumento de superficie en Argentina y Brasil principalmente.

El consumo de maíz con un ligero descenso, quedaría igualado prácticamente con la producción llegando a su segunda cifra récord.

Las exportaciones de maíz ucraniano quedarían muy limitadas a consecuencia de la invasión rusa, mientras que se incrementarían las exportaciones de Brasil y en menor medida Argentina y EEUU en 2022/23.

Las importaciones descenderían notablemente por la menor oferta de Ucrania y EEUU. China, principal comprador con 18 millones de toneladas (5 millones menos de la campaña anterior) por el aprovisionamiento de sus existencias, la UE prevé compras por 15 millones de toneladas (un millón menos) procedente de Argentina y Brasil que sustituirán los envíos de Ucrania, Japón con 15,2 millones de toneladas y Corea del Sur con 11,5 millones, reducirían cada uno 200.000 toneladas.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img