spot_img
La publicación agraria líder
lunes, enero 24, 2022
spot_img
InicioPortada APPEl sector de la remolacha se conjura para desmentir su crisis

El sector de la remolacha se conjura para desmentir su crisis

Las siembras de remolacha se han desarrollado en buena fecha y buenas condiciones en la mitad norte de España. “Mantenemos una superficie similar a la del año pasado”, asegura Salomé Santos, directora del Área Agrícola de Azucarera.

Tanto en Miranda como en Toro y La Bañeza, el cultivo está “correctamente asentado” y por el momento evoluciona favorablemente, lo que hace que las expectativas de rendimientos son buenas, a pesar de que todavía quedan los meses del verano por delante.

Este año, además, los remolacheros de Azucarera han sembrado nuevas variedades resistentes a la cercospora, con las que confían poder controlar mejor esta enfermedad en las zonas en las que, en los últimos años, ha habido menores producciones como consecuencia de este hongo.

Las precipitaciones caídas en lo que llevamos de primavera han favorecido el nacimiento de la remolacha, por lo que casi de manera generalizada la implantación del cultivo ha sido muy buena.

Sin embargo, sí ha habido parcelas que se han visto afectadas por las heladas producidas en la segunda quincena de marzo y primeros días de abril, las cuales ocasionaron la muerte de parte de las plantas, dándose la circunstancia de que en algunos casos se tuvo que volver a resembrar ya que finalmente la densidad del cultivo no era la adecuada para poder mantenerlo, según concretan desde el Servicio Agronómico y de Cultivos de Acor.

Aunque la contratación todavía no ha finalizado se prevé que Acor sobrepase las 11.300 hectáreas de superficie contratada en esta campaña. La humedad del suelo también ha favorecido la efectividad de los tratamientos herbicidas, pero por otra parte ha propiciado la aparición de enfermedades de hongos de suelo (pie negro), aunque de manera puntual y sin demasiados efectos adversos.

Las bajas temperaturas registradas desde prácticamente el inicio de las siembras están ralentizando el desarrollo del cultivo, siendo perceptible un cierto retraso en comparación con años anteriores.

“El incremento de temperaturas que esperamos, unido a la incorporación del abonado nitrogenado que se está aplicando actualmente, hará que en poco tiempo la remolacha mejore su desarrollo vegetativo”, prevén en la cooperativa.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img