spot_img

La publicación agraria líder

miércoles, mayo 18, 2022
spot_img
InicioAguaFerduero consigue que la CHD convoque de forma urgente todas las juntas...

Ferduero consigue que la CHD convoque de forma urgente todas las juntas de explotación

La ausencia de precipitaciones en invierno, al menos hasta el 3 de marzo, ha producido un parón en el llenado de los embalses. Su evolución había sido positiva debido a las importantes reservas dejadas a la finalización de la campaña 2020-2021 y a las precipitaciones del mes de diciembre y parte del mes de enero, que provocaron unas importantes entradas en los embalses.

Al mismo tiempo, la escasez de lluvias ha traído como consecuencia una gran sequedad en el terreno, que ha causado un frenazo en el desarrollo de los cultivos de invierno, como es el caso del cereal. Además, amenazaba con dificultar las labores de siembra y la nascencia de cultivos como la remolacha, la patata temprana o los guisantes, señalan desde Ferduero.

Como consecuencia de los acontecimientos de estos dos últimos meses, con escasas precipitaciones y con una previsión climatológica que no augura un final de invierno con lluvias, desde Ferduero se ha solicitado a la CHD la convocatoria urgente de las Juntas de Explotación de todos y cada uno de los Sistemas en los que está dividida la Demarcación, para analizar la situación, conocer sus previsiones y adoptar los acuerdos pertinentes en relación con el inicio de la campaña de riegos, así como tener una idea de la estimación de dotaciones y volúmenes que se deben dejar en los embalses a la finalización de la campaña, aspectos que tienen que ser ratificados por la Comisión de Desembalse. Las Juntas de Explotación ya habían sido convocadas, pero la CHD las ha adelantado.

El conjunto de la cuenca tenía hasta la semana pasada una reserva media del 62,8% (ligeramente por debajo de la media de los diez últimos años), pero la situación es muy variable en los diferentes sistemas de explotación:

Órbigo:

Regulado en cabecera por el Embalse de Los Barrios de Luna, que se encuentra al 65,1% de su capacidad. Con la propuesta de dotación de referencia de la campaña anterior de 6.000 m3/ha, a día de hoy difícilmente se puede pensar en realizarla con normalidad al tener que ser afrontada con una dotación netamente inferior.

Tuerto:

Regulado en cabecera por el Embalse de Villameca, que se encuentra al 45,5% de su capacidad. La propuesta de dotación de referencia de la campaña pasada fue de 4.500 m3/ha. Con la reserva actual resulta imposible satisfacer las necesidades de los cultivos, ya que para poder tener una campaña normal el volumen embalsado tendría que situarse por encima del 95% del total de su capacidad de embalse.

Esla-Valderaduey:

Regulado en cabecera por los Embalses del Porma (con un 74,6%) y Riaño (76,9%). La propuesta de asignación máxima de la campaña pasada fue de 6.500 m3/ha, con lo que a pesar de tratarse de 2 de los embalses que tienen más agua almacenada aún no están en condiciones para asegurar a día de hoy una campaña normal de riegos. Hay que recordar que el embalse de Riaño también ayuda a abastecer al Sistema Carrión.

Carrión:

Regulado por los Embalses de Camporredondo (al 38,9%) y Compuerto (52,2%). Dicha reserva les impide llegar a disponer de la dotación de 5.000 m3/ha de la campaña anterior, siendo totalmente insuficiente para poder satisfacer las necesidades de los cultivos, incluso teniendo en cuenta el agua que se pueda trasvasar del embalse de Riaño.

Pisuerga-Bajo Duero:

Regulado en cabecera por los embalses de Cervera (al 26,9%), La Requejada (41,4%) y, principalmente, Aguilar de Campoo (37,5%). La asignación máxima propuesta de la pasada campaña para este complejo sistema fue de 6.000 metros cúbicos por hectárea. Para poder llegar a esas cifras el conjunto de los embalses tendría que superar el 80% de su capacidad (ahora están a menos de la mitad) y eso teniendo en cuenta las aportaciones del Arlanza y el propio Duero. La Junta de Explotación celebrada el miércoles 23 de febrero acordó conceder 2.500 metros cúbicos por hectárea.

Arlanza:

Regulado en cabecera por los Embalses de Arlanzón (22,3%) y Urquiza (60,7%). Si tenemos en cuenta la dotación de referencia de 6.000 m3/ha de años anteriores, la reserva actual no les permitiría desarrollar con normalidad la campaña de riegos.

Alto Duero:

Regulado en cabecera por el embalse de Cuerda del Pozo, que se encuentra al 59,0% de su capacidad. La pasada propuesta de dotación para este sistema fue de 6.000 m3/ha, por lo que la reserva actual resulta insuficiente para dar satisfacción a todos los cultivos.

Riaza-Duratón:

Regulado fundamentalmente en cabecera por el Embalse de Linares del Arroyo (58,7%). La propuesta de asignación máxima de la campaña anterior fue de 6.000 m3/ha, por lo que en la situación actual tampoco se podría llegar a esos parámetros de normalidad.

Cega-Eresma-Adaja:

El principal embalse de regulación en cabecera es el de Castro de las Cogotas en el río Adaja, que se encuentra al 67,4% de su capacidad. La dotación propuesta la pasada campaña fue de 4.900 m3/ha. La reserva actual es claramente insuficiente para poder llevar a cabo una campaña satisfactoria.

Tormes:

Regulado por el embalse de Santa Teresa que se encuentra al 61,2% de su capacidad. La dotación propuesta el año anterior fue de 6.500 m3/ha. A día de hoy la situación está muy alejada de esa realidad, por lo que las comunidades no esperan poder dar satisfacción a las necesidades de sus cultivos.

Águeda:

Regulado por el Embalse del Águeda (77,4%), que cuenta aguas arriba con el de Irueña (45,8%), pensado principalmente para la laminación de avenidas. Con una dotación en la campaña pasada de 7.000 m3/ha, con el apoyo de Irueña se podría dar satisfacción a las necesidades tanto de los regadíos de la margen derecha, ya modernizados, como los de la margen izquierda, sin modernizar.

Tera:

Regulado en cabecera por los Embalses hidroeléctricos de Cernadilla (18,4%), Valparaíso (91,1%) y Nuestra Señora de Agavanzal (75,0%). La asignación máxima propuesta en la pasada campaña fue de 7.000. No hay mucha superficie de riego en este sistema y dada la importante capacidad de los embalses de producción hidroeléctrica existentes, no tiene por qué haber problemas para satisfacer las demandas.

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img