spot_img
La publicación agraria líder
lunes, enero 24, 2022
spot_img
InicioGanaderíaHigienizar el sólido del purín cuesta un céntimo por vaca a la...

Higienizar el sólido del purín cuesta un céntimo por vaca a la semana

Mecàniques Segalés es una empresa especializada en el tratamiento de purines desde hace más de veinte años: separación de purín e higienización para explotaciones de vacuno, digestato para plantas de biogás, recuperación de subproductos y el contenido de envases para la alimentación líquida de porcino, tratamiento de purines de porcino, N-DN (sistema de reducción de nitrógeno que permite al ganadero deshacerse del 60% al 90% de las tierras necesarias en la granja), túneles de evaporación… Segalés es el único fabricante específico para el sector.

Segalés tiene muy presente la protección del medio ambiente, con el objetivo principal de que las explotaciones ganaderas puedan cumplir con la legislación vigente y además valorizar al máximo los subproductos procedentes de deyecciones ganaderas. “Por ello nos hemos especializado en la fabricación de maquinaria relacionada con el tratamiento y procesamiento de purines. De esta forma se abre un amplio abanico de posibilidades para darle valor al purín, dependiendo de la zona y las características de cada explotación”, explica Teresa Rodríguez.

Con este propósito han diseñado diferentes equipos que les permiten cubrir los distintos sectores, desde la máquina más simple hasta la instalación más completa y automatizada (desde agitadores a plantas de N-DN).

La separación

El sistema de higienización de camas para vacas es uno de los protagonistas de la empresa. Para ello, lo primero es realizar una separación sólido-líquido del purín de la balsa de recepción. Se lleva a cabo mediante un tornillo prensa con un tamiz de 750 micras.
La separación mejorará cuanto más fresco sea el purín, ya que se evita la descomposición de la parte sólida, además de que disminuye el olor al detener esta reacción. Mientras el líquido se almacena en otra balsa o depósito para un uso posterior, el sólido se deposita en una zona hormigonada, bien mediante un tubo sinfín abierto o bien con tractor y pala.

Así, el líquido se almacena en una balsa o depósito hasta el momento de ser aplicado en el campo mediante fertirriego o se destina a algún tratamiento para la disminución de superficie agraria, como por ejemplo el NDN.

Según la técnica estudiada, y mejorada por la experiencia de Segalés, es imprescindible depositar el sólido en forma de pila con unas dimensiones específicas, dependiendo de cada granja. La losa de hormigón se debe construir con unas ranuras por donde se colocarán los tubos de aireación. Estos tubos están conectados con una bomba de aire y disponen de unos agujeros por los que sale el aire según la programación del cuadro eléctrico.

Al oxigenar las pilas, se inicia el proceso de compostaje, lo que hace que la temperatura aumente rápidamente hasta los 70º C. Sería suficiente con mantener esta temperatura durante tres días para considerarla higienizada, pero como en la mayoría de las granjas se suelen reponer las camas una vez a la semana, aconseja Rodríguez que se esté higienizando hasta el momento de su aplicación, de esta forma se evitan posibles recontaminaciones.
Este aumento de temperatura se debe a la actividad generada por las bacterias del propio purín.

Además de las ventajas para la cama de vacas ya mencionadas, el consumo en compra de arena para una explotación de 300 cabezas tiene un coste de unos 1.200 euros mensuales. Además de este gasto, conlleva que entren materiales ajenos a la granja y se genere mayor cantidad de purín del que habrá que deshacerse posteriormente. El material somete a un fuerte desgaste a las arrobaderas, bombas y cubas con las que se maneja.

Más producción

La higienización del sólido procedente del propio purín de la explotación tiene un coste de aproximadamente un céntimo de euro por cada vaca a la semana, y no se genera mayor cantidad de purín.

“Nuestros ganaderos aplican unos 80 litros por cubículo, pero cuando comprueban el coste real de la higienización, lo aumentan hasta los 100 o 120 litros por cubículo. Hemos comprobado que las vacas con este tipo de cama permanecen más tiempo tumbadas que en otros materiales, y esto se traduce en una mayor producción de leche. Cuanto más cómodo esté el animal, más producirá”, recalca Rodríguez.

Este producto también favorece la hidratación de las ubres de los animales, con lo que no hay que humedecerlas antes del ordeño, a la vez que no permite que se queden pegados y secos excrementos u otras impurezas.


Mecàniques Segalés
C/ Savassona, 17 (Pol. Ind. Mas Gali)
08503 Gurb (España)
comercial@segales.net
Tel. 93 886 23 66
www.segales.es

ÚLTIMAS NOTICIAS
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img